Friday, 21 January 2011

Crítica de juego - Assassin's Creed: La Hermandad

Formatos: PS3, Xbox 360, PC

Sí es cierto, Ezio Auditore de Fireze ha regresado y viene con regalos de la muerte a la injusta y un nuevo modo multijugador. Para los que no se han iniciado en el gremio asesino de Ubisoft, La capacidad de matar con sigilo y de mover en todas partes se desencadenan en un entorno de mundo abierto, un virtual Roma es el escenario en esta ocasión.



AC: La Hermandad actúa como un recurso provisional entre los títulos principales, se puede decir un Assassin's Creed 2.5. Continua directamente después de los acontecimientos en AC2, el jugador debe tomar control de Ezio mientras lucha por mantener el control del naciente 'Gremio Asesino' y el ascenso al poder de un nuevo enemigo. El argumento no es tan refinado como los otros títulos, con menos tiempo dedicado a explicar los planes de los enemigos y mas en las tensiones dentro de la hermandad. Llegamos a pasar más tiempo con Desmond y su grupo, que adopta las habilidades de Ezio para explorar hoy día Italia, que es un buen toque.

Aunque el modo principal es más corto que su predecesor, AC: La Hermandad compensa dando al jugador mucho más que hacer entre las misiones. En lugar de tener un pequeño pueblo que mantener, el jugador tiene que renovar numerosas tiendas y lugares de interés en Roma. Los gremios de los ladrones, mercenarios y cortesanas deben ser renovados y al completar las misiones, cada gremio reducirán el precio de sus servicios. La presencia de los torres de Borgia, torres fortificadas y bajo custodia, inhiben su capacidad de renovar, los guardias deben ser eliminados antes de poder escalar las torres y destruirlas. Cada torre se presenta de una manera diferente y obliga al jugador a pensar. Una vez que las torres estén destruidas, puedes reclutar a ciudadanos a su causa.



La introducción de la mecánica de reclutamiento es otra gran adición a la serie. La naturaleza adictiva de mandar a tus nuevos asesinos en misiones y mejorar sus habilidades, es solo comparable con la alegría de verlos aparecer de su escondite y atacar a un arquero que está a punto de dar la alarma. Además de ésto, AC: La Hermandad también cuenta con un montón de nuevas adiciones menores. Hay nuevas armas, ataques y animaciones, mejor controles, sistema de combate (la nueva racha de bajas hace que luchando contra una multitud de guardias sea espectacular...y fácil), y los enemigos tiene una IA mas sofisticada.

Assassin's Creed: La Hermandad casi llega a superar su hermano mayor. Mientras las adiciones y más diversas misiones son divertidas, la longitud y la profundidad del argumento fueron una decepción. Afortunadamente, solo es un preludio al modo multijugador INCREÍBLE. En una experiencia en línea que es completamente nueva y única, AC: La Hermandad te pone a ti y a seis otro jugadores en un mapa poblado por personajes de IA vestidos en la misma ropa que tú y tus oponentes. Es tu misión cazar a tus oponentes y al mismo tiempo evitar que tu mismo seas cazado. Este simple concepto demuestra ser uno de los mejores juegos en línea que he jugado, una experiencia lenta y tensa a veces y rápida y un frenética en otras.

Ubisoft ha trabajado mucho para evitar que los partidos multijugadores son como los de COD, baja después de baja. Puedes ganar tantos puntos por inducir a tu atacante a matar a un inocente como por matar tú a tu atacante. Todas las habilidades aprendidas en el juego principal ahora tienen sentido, ahora estas siguiendo y escapando de otros humanos. La inclusión de un sistema de clasificación y beneficio profundiza la experiencia y permite al jugador personalizar su estilo de juego.

Mientras que Assassin's Creed: La Hermandad sufre de algunas desventajas menores, la oportunidad de jugar el componente multijugador quita cualquier duda que tenga sobre comprar este juego.

Lukao da Assassin's Creed: La Hermandad 9 fardos de 10.
Lukao, CeX Colaborador

No comments:

Post a Comment