Thursday, 1 March 2012

The Last Story





El nombre de Hironobu Sakaguchi no es desconocido para los seguidores del rol japonés. Además de ser el creador de Final Fantasy, ha estado profundamente involucrado en títulos como Parasite Eve, Vagrant Story o Kingdom Hearts.

Después de que abandonara Squaresoft (ahora Square-enix), fundó la compañía Mistwalker y trabajó en exclusiva para Xbox 360, creando dos grandes juegos de rol como son Blue Dragon y Lost Odyssey, dos maravillas audiovisuales.

Tras algunos títulos para Nintendo DS, finalmente Mistwalker se lanza a la sobremesa de Nintendo con “The Last Story”, un nuevo juego de rol que revitaliza a la ya cansada Wii.

Sakaguchi coge de nuevo la batuta después de un tiempo sin ocuparse de la dirección de un videojuego. Su magia se nota, y de qué manera.

Historia

The Last Story nos cuenta la historia de un grupo de mercenarios entre los que se encuentra el gran protagonista de la historia, Zael, que aspira a convertirse en un gran caballero tras cansarse de una vida de batallas, por así decirlo, sucias. Es también el objetivo de su mejor amigo, Dagran, quien también forma parte del grupo de mercenarios.






Junto a Yurick, Syrenne, Lowell y Mirania, son contratados para afrontar una misión en Isla Lázulis, donde Zael obtiene un extraño poder. Es tras conocer a una enigmática joven en la Gran Ciudad cuando la aventura comienza a arrancar. Por un lado, la joven guarda un gran secreto. Además, el poder que Zael ha obtenido es todo un misterio. Y por si fuera poco, la guerra entre Isla Lázulis y los Gurak está haciendo que todo muera poco a poco.


La narración, que comienza algo lenta, termina por volverse frenética cuanto más avanza la aventura. Será difícil despegarnos del mando de Wii, ya que desearemos saber cómo termina todo.
Los personajes están cuidados al máximo, y cada uno tiene una personalidad profunda y bien marcada. Ésto consigue que nos encariñemos con todos y cada uno de ellos, aunque siempre habrá alguno que se convierta en nuestro ojito derecho.






Desde luego, The Last Story cuenta con una historia “made in” Sakaguchi, tanto para lo bueno como para lo malo. Es excitante, emocionante, triste y divertida. Si hay que sacar algún pero, es que cae en algunos clichés. Los que estemos versados en los juegos de rol los captaremos incluso antes de que ocurran.

Jugabilidad


“The Last Story” cuenta con un original sistema de batalla alejado del clásico sistema por turnos. No en vano, Sakaguchi ya había criticado el estancamiento de los juegos de rol japoneses, por lo que no es casualidad que se haya querido innovar. En “The Last Story”, las batallas son en tiempo real. 






En la mayor parte del juego controlaremos a Zael, y podremos dar órdenes sencillas a los demás integrantes del grupo, para que, por ejemplo, lancen magias.


En las batallas fácilmente se pueden juntar quince combatientes, y tendrán momentos estratégicos, de sigilo, de acción total, o incluso de shooter en 1ª persona.


Pero el ingrediente principal de las batallas es el “magnetismo”, magia que nosotros visualizaremos en forma de hilos que unen a Zael con los enemigos, y que nos permitirá realizar acciones como sanar a nuestros aliados o atraer la atención de los monstruos.


El juego va añadiendo mecánicas jugables prácticamente durante todo el juego, por lo que sería bastante difícil explicarlas todas. Simplemente hay que decir que es original, atrevido, estratégico y muy frenético. A gusto de (casi) todos.





También cuenta con un modo multijugador, cooperativo y competitivo, en el que jugaremos algunas de las batallas más difíciles del juego.

Apartado Técnico


Técnicamente, el aspecto que luce “The Last Story” es de lo mejor que se ha podido ver en Wii. A veces demasiado ambicioso, ya que hace que incluso la consola parezca no ser capaz de mover el potencial gráfico del juego. Y en ocasiones, la bajada de imágenes por segundo da fe de ello.


En cuanto al sonido, basta con decir que cuenta con el compositor Nobuo Uematsu. Puede que no sea su mejor obra, pero es que el listón está demasiado alto. The Last Story cuenta con algunas piezas musicales inolvidables.



En definitiva, una historia épica con unos personajes carismáticos, una jugabilidad original y un mundo mágico con un gran aspecto gráfico y sonoro.

El mejor rol llega a Wii de mano de Mistwalker, con un gran juego llamado “The Last Story”.

Historia: 8
Jugabilidad: 9
Apartado Técnico: 9


Nota Final: 9

Alejandro del Pino Madero



No comments:

Post a Comment