Tuesday, 18 September 2012

CANON 650D, el arte de hacer las cosas bien

Para un usuario de Nikon de los de toda la vida no es fácil aceptar que Canon hace las cosas bien y menos si se trata de una declaración pública de los hechos, pero cuando hace dos días tuve la oportunidad de disparar una Canon 650D mis principios quedaron a un lado y me rendí a lo magnifico de esta nueva máquina.
Salió al mercado en Junio de este año, y después de la decepción que supuso para muchos la Canon 600D (que basó toda su novedad en la pantalla desplegable), Canon ha decidido apostar fuerte por su gama más famosa de cámaras semiprofesionales y marcar territorio dando un vuelco a las posibilidades de esta cámara.


Pantalla táctil


Sí, al final tenía que llegar el momento en el que las cámaras DSLR incluyeran una pantalla táctil. Y siendo así, mi escepticismo cayó en un agujero cuando después de criticar este tipo de “mejoras” pude comprobar la funcionalidad de esta novedad, ya que aparte de la obviedad de poder navegar por los menús de configuración sin tener que aprendernos combinaciones de botones, el funcionamiento de este táctil abatible de 3 pulgadas nos abre un abanico nuevo de posibilidades, tanto en el momento de la captura como en el posterior visionado de la fotografía realizada; poder activar el modo de detección de rostros o modificar los parámetros de un disparo manual tan intuitivamente es algo que se agradece considerablemente, y sobre todo si el usuario no esta familiarizado con el funcionamiento de la cámara y necesita algo sencillo y preciso con lo que empezar a experimentar.
Posteriormente, la detección de gestos de la pantalla también nos permite jugar con las fotos realizadas, tanto para visionarlas por zonas como para hacer zooms precisos sobre detalles que queramos apreciar.



Nuevo sistema de enfoque



Dado que una pantalla táctil como esa podía ser una novedad interesante pero no suficiente para seguir liderando el mercado, Canon ha decidido darnos un gustazo a todos aquellos que disfrutamos también con la grabación de video de las DSLR.
Han diseñado un nuevo sistema de enfoque (basado en el sensor CMOS de 18 megapíxeles) que maximiza las posibilidades del autoenfoque, tanto para fotografías como para video. Técnicamente hablando es complejo, pero basta decir que por fin podremos grabar vídeos en 1080 con enfoque automático y continuo, algo que incrementa considerablemente el atractivo de esta cámara si necesitamos sacarle rendimiento a la posibilidad de grabar video. 
 De todos modos, no creáis que esta novedad se limita a la grabación de video, ya que también nos abre un nuevo camino en lo que respecta a la toma de fotografías, pues gracias a este nuevo sistema y al nuevo procesador Digic 5 incluido en la cámara, el proceso de autoenfoque en fotografía se aprecia considerablemente mas veloz que en todas sus predecesoras, algo muy a tener en cuenta si queremos utilizar funciones como el autodisparo en ráfagas.

Finalmente detallar que la cámara no ha variado físicamente, su diseño es prácticamente clónico y según la página oficial pesa 575 gramos, 5 más que su predecesora inmediata, aunque a mí (no se si por la emoción de observar un trabajo bien hecho) se me hizo bastante mas ligera que la 600D.

Dicho esto puedo afirmar rotundamente que, para quien este buscando una DSLR que le ofrezca las posibilidades de una cámara profesional pero con un precio más asequible, la Canon 650D puede ser una elección acertadísima.

Vicente Pérez Tena.

Pincha aquí para ver por cuanto compramos, vendemos e intercambiamos este producto:
http://es.webuy.com/search/index.php?stext=canon+650d&ispostback=1&mode=buy

No comments:

Post a Comment