Thursday, 11 July 2013

Django Desencadenado




King Shultz (Chistoph Waltz), un caza-recompensas alemán, se halla tras la pista de los peligrosos hermanos Brittle, pero sólo Django (Jamie Foxx), un esclavo que conoce a dichos hermanos, puede conducirlo hasta su recompensa. Schultz adquiere a Django con la promesa de liberarlo una vez capturen a los Brittle: vivos o muertos. El éxito que obtienen en su cometido convierte a Django en un hombre libre, pero ambos deciden no separarse y seguir juntos su camino. Con el tiempo y la experiencia adquirida, Django va perfeccionando su destreza con el revólver con un único objetivo: encontrar y rescatar a Broomhilda (Kerry Washington), la esposa que perdió hace tiempo en el mercado de esclavos. Django Desencadenado es una historia aparentemente sencilla de amistad, amor y sobretodo venganza con el genuino estilo Tarantino. Sin duda alguna uno de los cineastas más interesantes de los últimos años. 



 
Si echamos una mirada al reparto podremos encontrar a grandes actores como Jamie Foxx, multi-premiado por su interpretación en el biopic Ray, o Leonardo DiCaprio en el rol del villano Calvin Candie, junto a otros recurrentes en la filmografía del cineasta como Samuel L. Jackson y el siempre excelente Christoph Waltz. Y es que si el guión de la película es brillante no lo es menos las interpretaciones de todos y cada uno de estos grandes actores. Foxx está brillante interpretando a Django, un personaje que está en constante crecimiento y evolución durante todo el metraje, desde su inicial tarea como mero ayudante hasta convertirse en el protagonista central de una venganza a gran escala para recuperar a su amada. DiCaprio por su parte aparece en la segunda mitad del film encarnando al excéntrico Calvin Candie, amo y señor de los esclavos de raza negra que solo confía en uno de ellos, su divertido odia-negros de color Stephen, un cachondo e irreconocible Samuel L. Jackson, uno de los aciertos de la historia. Sin olvidar a Waltz, alias Dr. King Schultz, dentista y caza-recompensas  que eclipsa, una vez más, a todo el reparto, llevando con maestría las riendas de la cinta y regalándonos un personaje a la altura y semejanza del brillante Coronel Hans Landa de Malditos Bastardos


Hablar de Tarantino es hablar en mayúsculas. Tanto en lo que respecta a la dirección como en lo relacionado con el guión. Su imaginación y talento para crear historias y personajes no parece tener límite, o sí, ya que parece que pretende retirarse tras su décima película. Veremos. Del Tarantino director podemos encontrar aquí todo lo que le ha hecho grande: Gran uso del ritmo narrativo, planos que quedan grabados en la retina, violencia explícita, dosis de humor, etc.; mientras que del guionista destacan la gran personalidad de sus personajes, los brillantes y abundantes diálogos y las inverosímiles situaciones. Si a todo esto le sumamos un toque totalmente vintage del estilo spaghetti western con sus zoom in y zoom out característicos y el maravilloso trabajo del director de fotografía, Robert Richardson, el resultado no puede ser otro que el que nos encontramos. Una maravilla de película. Además se marca otro de sus cameos a lo Hitchcock, un capricho frustrado de actor. Un fenómeno.

 
Con Django Desencadenado el cineasta Quentin Tarantino consigue hacer realidad uno de sus sueños, homenajear a un subgénero del cine con el que creció, el spaghetti western, y lo hace de la mejor forma posible, con una película sobresaliente que encandilará a todos sus seguidores y probablemente seguirá disgustando a todos sus detractores. No nos engañemos, por estructura, personajes, diálogos y situaciones, podríamos afirmar que ésta es su particular versión de los Malditos Bastardos van al Oeste. Aquí todo está desencadenado: actores, personajes, venganza, violencia, humor, diálogos. Y la música, que tan pronto suena una pieza musical al más puro estilo Ennio Morricone como lo hace una canción rap. Así es Tarantino, y así lo queremos. Un cineasta enamorado y formado desde ese profundo amor que siente hacia el séptimo arte y que es peligrosamente contagioso para todos los que disfrutamos de su cine. Y lo mejor de todo es que por fin la podemos disfrutar en formato doméstico con la mejor calidad de imagen y sonido, junto a numerosos extras.


Lluís GS 


No comments:

Post a Comment