Friday, 20 September 2013

El último desafío


Argumento

Ray Owens (Arnold Schwarzenegger) es el sheriff de Sommerton, un pequeño pueblo cercano a la frontera de México. El lugar es muy tranquilo hasta que Gabriel Cortez (Eduardo Noriega), jefe de uno de los cárteles más peligrosos del momento, se fuga durante su traslado en un convoy del FBI. El narcotraficante tiene todo organizado para llegar a México, pero para ello deberá cruzar el pueblo fronterizo de Sommerton, donde el sheriff Owens y sus ayudantes no se lo van a poner nada fácil.

Crítica

El último desafío es el regreso de Arnold Schwarzenegger al cine de acción comercial como protagonista, después de su aparición en Los Mercenarios y Los Mercenarios 2. La película está coprotagonizada por Eduardo Noriega y un buen plantel de secundarios y dirigida por Kim Ji-woon (Encontré al Diablo, El bueno, el malo, el loco).

Y bien, ¿qué hace un director surcoreano embarcándose en una «americanada» de acción, con un entrañable abuelete Schwarzenegger y un villano español que seguramente empezaba a afeitarse cuando Terminator ya repartía hostias como hogazas? Pues el Chuache Style.

De igual manera que el rapero surcoreano PSY convirtió el Gangnam Style, un tema aparentemente ridículo, en un fenómeno mundial, el director Kim Ji-woon ha sabido dar ese toque modesto y desenfadado, que prescinde del sentido del ridículo y que tan bien manejan los asiáticos. El resultado es una autoparodia que parece hecha a medida de Schwarzenegger y que, a diferencia de La Jungla: un buen día para morir, no tiene más objetivo que el de entretener mientras yayo Chuache demuestra que aún sabe pegar tiros.

La historia de El último desafío es floja, sí, pero ¿a quién le importa? ¡Chuache ha vuelto! y lo hace en una cinta con regustillo a cine western, coches que «vuelan» a toda velocidad, gags de humor negro bastante divertidos, arsenal de armas fetiche con nombres de mujer y buenos momentos de acción. ¿Se puede pedir más?

El homenaje al cine de vaqueros se percibe desde el principio, pero se hace patente en el duelo final y la batalla cuerpo a cuerpo, donde la ambientación y la música nos hablan del añorado lejano Oeste.

El último desafío es una película ágil, con un toque de ingenuidad, que ofrece acción mezclada con una interesante carga cómica y que, aunque no ofreciera nada de esto, valdría la pena ver solo por asistir al regreso de un más que entrañable Arnold Schwarzenegger.


Lo mejor: El Chuache Style.

Lo peor: Un Eduardo Noriega descafeinao y un doblaje al español de Noriega doblando a Noriega… de verdadero espanto.

Valoración: 7,8/10

Amelia Cobos

Trailer El último desafío

Pincha aquí para ver por cuánto compramos, vendemos e intercambiamos esta película

No comments:

Post a Comment