Wednesday, 18 September 2013

Oz, un mundo de fantasía



Argumento

Oscar Diggs (James Franco) es un prestidigitador egoísta y mujeriego que trabaja en un pequeño circo ambulante. Aunque lo que de verdad desea es ser un gran hombre, Oscar pasa los días engañando a la gente que acude a ver su espectáculo de magia. Al verse envuelto en un lío, el mago tiene que huir de Kansas a toda prisa, robando un globo de aire caliente con el que se escapa volando. El globo es absorbido por un tornado y vaga sin rumbo en su interior hasta que, finalmente, aterriza en Oz, un vibrante paisaje repleto de criaturas maravillosas donde la bella bruja Theodora (Mila Kunis) le dice a Oscar que todo el mundo en Oz esperaba su llegada.

Crítica

La tendencia de Hollywood es adaptar cuentos clásicos para niños y hacer películas donde los efectos especiales y la caracterización sustituyen a la imaginación.

Oz, un mundo de fantasía es, ante todo, un magnífico despliegue visual y una nueva mirada sobre una tierra que estamos muy acostumbrados a mirar gracias a los libros de L. Frank Baum. La película de Sam Raimi, quien ha respetado algunos aspectos de la historia original de Baum, precede a la clásica aventura de Dorothy para mostrar cómo el mago se convirtió en el salvador del mundo mágico de Oz.

El trailer sugiere que se le va a entregar al público una película con mucho color, extrañas criaturas animadas, un astuto mago y tres talentosas actrices (Mila Kunis, Rachel Weisz y Michelle Williams) en el papel de las brujas.


El principio de Oz, un mundo de fantasía merece una atención especial, pues empieza en blanco y negro, en formato 1.33:1 y no podemos evitar recordar a Judy Garland cuando aparece en pantalla la dulce Michelle Williams.

En mi opinión, al guión le faltan momentos graciosos que hagan más llevadera la parte central de la película, que es un poco aburrida. Suerte que tenemos a Finley, un mono volador que es uno de los personajes más entretenidos, junto con la deliciosa muñeca de porcelana que dice las mejores frases de la película.

James Franco lleva a cabo su papel de forma correcta, pero me da la sensación de que a veces le roba el peso de las escenas al resto de personajes, sobre todo al mono Finley.

Las imágenes generadas por ordenador en 3D son la tarjeta de visita de este bello espectáculo visual. Pero, desgraciadamente, que ocurra en un mundo mágico no significa que sea una película mágica y, a excepción del final que es emocionante y visualmente apasionante, la película nos muestra un mundo colorido pero, en ocasiones, falto de contenido.

Los derechos de El Mago de Oz, de 1939 corresponden a Warner Bros, por lo que Disney tiene que ir con mucho cuidado de no plagiar elementos característicos de la adaptación clásica en la secuela de Oz, un mundo de fantasía en la que ya están trabajando.

 
Lo mejor
: La muñeca de porcelana, el aterrador ejército de babuinos y el truco final.

Lo peor: Pasamos poco tiempo con los mejores personajes. Las actuaciones de las brujas, sobre todo la de Kunis, me parecen mejorables.

Valoración: 7/10

Amelia Cobos

Trailer Oz, un mundo de fantasía

Pincha aquí para ver por cuánto compramos, vendemos e intercambiamos esta película


No comments:

Post a Comment