Sunday, 29 September 2013

Una Bala En La Cabeza


Vaya por adelantado que para el que escribe estas líneas, Sylvester Stallone es ante todo un autor. Actor, director, guionista, productor, este cineasta siempre ha estado bastante alejado de todos los "actioners" con los que siempre han querido compararle como Schwarzenegger, Van Damme, Willis, etc y siempre se ha diferenciado de todos ellos puesto que su nivel de creatividad e ingenio en los proyectos en los que se ha involucrado ha sido mucho mayor y mejor del que han hecho gala el resto de los antes mencionados.

Haciendo un breve repaso a su carrera, nos encontramos con una singularidad respecto al resto de sus digamos, contrincantes. Y ésta es que al poco de comenzar su carrera en el año 1976 con la celebradísima "Rocky", Stallone podía presumir de algo de lo que no podían hacer la mayoría de cineastas por aquella época: ser nominado al Oscar por su doble faceta de actor/guionista, algo que en aquellos tiempos tan sólo habían conseguido, atención, Charles Chaplin y Orson Welles. Casi nada.


Además este cineasta de origen italiano tiene una filmografía de lo más interesante que todo aquel que quiera ver más allá de Rocky y Rambo (que incluyen las obras maestras "Rocky", "Rocky Balboa" y "El Acorralado") puede descubrir: desde el drama sindical "F.i.s.t", pasando por el thriller "Halcones de la noche" o la reivindicada "Evasión o victoria" , sin olvidarnos cómo no de dos de sus joyas (si, joyas) en las que ha intervenido: "Encerrado" y "Copland".

Tras una época, la de finales de los 90 y los 2000, en la que el cineasta cayó algo en el olvido debido a los cambios sufridos en la industria y como no, al de los gustos del público, Stallone volvió a dar en el clavo y a volver a ser notícia con dos obras: la antes mencionada "Rocky Balboa" y sobretodo gracias a la popularísima "Los mercenarios".

Fruto de este nuevo éxito, Stallone goza de una segunda (o tercera) juventud que le ha animado a emprender nuevos proyectos. El que hoy nos ocupa es "Una bala en la cabeza" adaptación de un cómic (o novela gráfica, que es como hoy en día lo llaman los que jamás leyeron cómics) del autor francés Matz.  Y se trata de un título que hay que celebrar puesto que junta a dos autores que (parece mentira) nunca habían coincidido en film alguno: el propio Stallone y el legendario director Walter Hill


Jimmy Bobo (Stallone) es un sicario que sufre el asesinato de un compañero a manos del implacable Keegan (Jason Momoa de la serie "Juego de tronos" o el nuevo "Conan"). Como era de esperar, Bobo (que aunque tenga este apellido no lo es) planea vengarse y para ello cuenta con la ayuda del policía de origen oriental Taylor Kwon (el actor Sung Kan para un papel inicialmente pensado para "El Castigador" Thomas Jane, lo cual habría ido en beneficio del film). A todo esto, nuestro protagonista deberá cuidar que su hija no salga mal parada en todo este embrollo.

Hay que reconocer que viniendo de dos nombres como los de Stallone y Hill, cabría esperar algo más del conjunto. Sin ser una mala cinta de acción, la sensación general es que viniendo del director de obras como "Límite: 48 horas" o "The Warriors", no nos encontramos ante nada que no hayamos visto con anterioridad, y a pesar de ser un film con algunos méritos (buen ritmo, bien montada, correctos F/X) es desde luego la presencia, el carisma y el buen hacer de Stallone quien realmente salva la papeleta. 

Por supuesto el estreno en Estados Unidos y el resto del mundo se saldó con un sonoro batacazo en taquilla. Una lástima. Esperamos que su nuevo film "Scape plan" (junto a Schwarzenegger) goze de una mayor fortuna. "Sly" se lo merece.


Chema Ponce


No comments:

Post a Comment