Thursday, 3 October 2013

Bestias Del Sur Salvaje


Argumento

Narrada desde una perspectiva y con movimientos de cámara propios de un documental, Bestias del sur salvaje, la ópera prima del director Behn Zeitlin, es la historia de Hushpuppy, una pequeña de 6 años de edad (Quvenzhané Wallis) y pelo ensortijado, que vive con su padre Wink (Dwight Henry) en un lugar llamado La bañera: un pueblo imaginario, al sur de los Estados Unidos, en una zona de agua creada por los curvos cauces del río Mississipi.

Hushpuppy vive sola con su padre, quien le enseña de manera dura y estricta los mecanismos de supervivencia en un entorno complejo, mientras ella se mueve entre animales y árboles en una convivencia espontánea.

Una catástrofe natural provoca una gran inundación en La bañera, el único lugar que la pequeña conoce, modificando su rutina y la de los habitantes que han sobrevivido. La niña comienza así la búsqueda de su madre, del antiguo equilibrio familiar y de su propia supervivencia mientras descubre que su padre está gravemente enfermo.


Crítica

Es imposible no recordar con esta película la tragedia y las imágenes que dejó el Katrina en el sur de los Estados Unidos. Pobreza e inundaciones, parajes desolados y familias rotas son un paralelo que se entrecruza con la historia en diversos puntos. Por otra parte, la relación entre padre e hija, la de ambos con la madre ausente, el acento sureño y el toque carnavalesco y festivo de la gente de La bañera nos recuerdan la humanidad que permanece pese a las adversidades.

El ambiente que los rodea es naturaleza en estado virgen, entre infraestructuras marcadas por el abandono y las inclemencias del tiempo. Viven en la pobreza, tanto ellos como los demás habitantes de La bañera, pero lejos de ser un elemento de autocompasión, Bestias del sur salvaje nos muestra a un grupo de personas que celebran la vida y cuyas escasas pertenencias son motivo de orgullo local.

La ruptura de los glaciares que tiene lugar de forma paralela a la complicada relación entre Hushpuppy y su padre, son el preámbulo del inicio de un cambio importante en la vida de ambos y en la del resto de las personas que les rodean.


Bestias del sur salvaje se rodó con escaso presupuesto (algo menos de dos millones de dólares) y actores que jamás se habían puesto delante de una cámara anteriormente. Sin embargo, esta inexperiencia del reparto, lejos de ser un punto negativo, es precisamente el ingrediente perfecto de espontaneidad, naturalidad y fuerza que imprimen a sus personajes, dotándolos de un realismo palpable y permitiéndonos adentrarnos en su historia.

Si bien Bestias del sur salvaje es una historia para adultos, Zeitlin se las arregla para mostrarnos, con toques de realismo mágico y misticismo (criaturas salvajes del deshielo), la visión de la vida desde los ojos de Hushpuppy. Esta cinta es una auténtica metáfora del mundo de la pequeña, su mirada infantil y su capacidad para entender el entorno con naturalidad, aceptar su realidad con orgullo y vivir las rupturas, enfrentándose a sus miedos y aferrándose al universo conocido y sus afectos.

Nominada a 4 Oscar y con una nominación a los premios BAFTA, esta película atrapa de forma hipnótica desde el minuto uno, aunque por momentos no acabemos de entender lo que el director pretende transmitir. Aun con sus defectos, Bestias del sur salvaje es, sin lugar a dudas, un título para no dejar pasar.


Lo mejor: El registro ante la cámara, la naturalidad y la belleza de la pequeña Quvenzhané Wallis (no olvidéis su nombre porque dará mucho que hablar).

Lo peor: La crudeza del trato del padre hacia la niña que, en ocasiones, hiere la sensibilidad del espectador.

Valoración: 8’8/10


No comments:

Post a Comment