Thursday, 31 October 2013

La Trama


Argumento


En La Trama nos encontramos con Billy Taggart, un ex policía de Nueva York que tuvo que dejar su puesto por haberse visto involucrado en un tiroteo. Siete años después de aquello, malvive como detective privado y recibe el encargo de investigar a la esposa del alcalde de la ciudad, sospechosa de estar cometiendo una infidelidad que podría afectar a la reelección en el cargo de su marido. Pero cuando Taggart comienza a investigar, se da cuenta de que el asunto es mucho más complejo que una mera infidelidad.

Crítica

Si has leído la sinopsis, a estas alturas te debes estar preguntando si esta película no la has visto ya. La respuesta es sí. No es que se trate de uno de esos remakes que últimamente están tan de moda, es que el argumento de La Trama es como el de alguna de esas novelas policiaca de las de toda la vida.


Los exteriores de esta película, dirigida por Allen Hughes y que ha costado nada menos que 60 millones de dólares, fueron filmados en Nueva York, aunque gran parte del metraje se rodó en Nueva Orleans.

Cabría pensar que en los 109 minutos que dura la película vamos a encontrar acción y suspense, puesto que nadie puede resistirse a un buen thriller de corte oscuro y, menos aún, si la cinta cuenta con intérpretes de la talla de Russell Crowe, Catherine Zeta-Jones o Mark Wahlberg. Pero no nos engañemos, no: hasta aquí llega todo lo interesante de este film.

Con tintes de novela negra y políticos de por medio, el argumento de La Trama lo tenía todo, a priori, para triunfar. Pero por desgracia, el guión se encarga de hacer que esta película haga aguas por todas partes. No solo es que, conforme pasan los minutos, vayamos viendo varias cosas incongruentes y absurdas (como que Taggart encuentre pruebas a la primera de cambio con tan solo meter la mano en una papelera), es que, además, parece existir por parte de los guionistas, poco o nada de interés en el argumento principal; de modo que la historia acaba diluyéndose en pequeñas subhistorias que, en muchas ocasiones, no aportan nada al desarrollo general de la película o quedan inconclusas.


Pero no pienses que el mal trabajo del guión se queda solo en el argumento. En absoluto, también afecta a los personajes, en los cuales vemos muy poco desarrollo, por lo que se hace imposible empatizar con ellos, dándonos totalmente igual lo que les depare el destino.

Si además de todo esto, se adereza con un final del todo previsible, aburrido y hasta bochornoso, se obtiene una de esas películas que son más fáciles de olvidar, que de volver a ver alguna otra vez en la vida.


Lo mejor: el personaje de Crowe, lástima que sus diálogos no duren lo suficiente como para enganchar al espectador.

Lo peor: previsible de principio a fin.

Valoración: 4/10

Amelia Cobos


No comments:

Post a Comment