Friday, 4 October 2013

Splinter Cell: Blacklist (Multiplataforma)


Después del buen sabor que me dejó Splinter Cell: Conviction (exclusivo de Xbox360) estaba deseando probar esta nueva entrega de Sam Fisher. Es de las pocas sagas, por no decir la única junto a Metal Gear Solid y Hitman, de infiltración que queda para consolas aunque en estos juegos puedes optar por una acción más directa si quieres. Es lo bueno que ofrecen este sistema de juego: puedes pasarte la misión en modo infiltración, sin ser descubierto, o puedes armarte hasta los dientes y disparar a diestro y siniestro.

En este caso, como en las anteriores entregas, controlaremos a Sam Fisher y tendremos que “dar caza” a un grupo de terroristas llamados los ingenieros que buscan que el gobierno de EEUU retiren las tropas militares. Cada siete días, este grupo de terroristas cometerán atentados. Para solventar estos conflictos, Sam tendrá la ayuda de viejos y nuevos compañeros en la base de operaciones el Paladín, desde la cual empezaremos las misiones, compraremos las mejoras y el equipo.

Gráficamente, y más estando a finales de generación, no sorprenderá mucho. Utiliza, como el 80% de los juegos, el motor Unreal que ya tiene un tiempo y que, quizás el único inconveniente que tiene es ser un poco lento en la carga de texturas. Aun así, luce fantásticamente.


En cuanto al apartado sonoro, cumple correctamente dando la sensación de estar viviendo en nuestras carnes una película de acción, con sus subidas cuando la acción y la situación lo requiere. En este campo, su contrincante directo (MGS) siempre ha estado muy por encima (tiene, probablemente, los mejores temas vocales de la historia de los videojuegos).

En cuanto al apartado jugable, tenemos un third person shooter con sistemas de coberturas (la moda de esta generación, sin duda) y con algunos toques plataformeros y de exploración. Un modo campaña que puede durar entre 10/15 horas, dependiendo de cómo lo juguemos y en la dificultad elegida (cuatro niveles de dificultad con tres modos de juego), misiones cooperativas para dos jugadores y un modo multijugador online (mercenarios contra espías) comprenden todas las posibilidades jugables que nos ofrece el título.

En conclusión, una buena propuesta tanto si te gustan los juegos de acción como los de infiltración. Con Blacklist, se mejora todo lo hecho anteriormente en la saga Splinter Cell y demuestra que aún sigue viva y con ganas de dar guerra.


Lo mejor: Los tres modos de juego y las posibilidades que aporta el pasar una fase infiltrados o a tiros.

Lo peor: La carga de texturas.

Nota: 8,5

Manuel Valero

Pincha aquí para ver por cuánto compramos, vendemos e intercambiamos este juego

 

No comments:

Post a Comment