Tuesday, 22 October 2013

The Elder Scrolls V: Skyrim Legendary Edition (Multiplataforma)


Dentro de poco va a hacer dos años años que el grandioso y épico Skyrim saliese al mercado para darnos horas de esparcimiento del bueno, risas y emoción con su aventura. Y a más de uno ayudarlo, porque no, a hacerse uno de los youtuber más famosos del momento.

Pero pensareis, a que vienen estos ahora a hablar de Skyrim si el juego ya está tralladisimo. Pues lo que nos mueve a hablar de Skyrim es su edición legendaria. Yo la hubiese llamado EPIC Edition, épica como todo lo que rodea este juego.

Elder´s Scroll V: Skyrim LEGENDARY EDITION es el todo en uno de Skyrim. El juego normal más sus tres DLC’s. Dawnguard, Hearthfire y Dragonborn. Una super aventura RPG que ha gustado a todo tipo de jugadores.

Ya conocemos todos la jugabilidad del juego, los buenos gráficos y el espectacular mundo de Skyrim que nos ha creado Bethesda para que los disfrutemos como crios.

De lo que os voy a hablar es de sus tres DLCs que es lo interesante de esta edición legendaria.

Por orden cronológico el primero en llegar fue Dawnguard. Este DLC añade un arco argumental en el que dos facciones se ven enfrentadas y nosotros tendremos que elegir de parte de quien nos ponemos. Los Dawnguard (o Guardianes del Alba en español) contra unos vampiros liderados por un tal Lord Hakon.


Este DLC se activará solo si somos nivel 10 o superior. Pronto empezaremos a oir rumores sobre los Dawnguard y la lucha que mantienen contra los vampiros e incluso un mensajero nos abordara con una nota para que vayamos a su guarida cerca de Riften.

Pero uno de los añadidos más importantes de este DLC es la posibilidad de luchar a caballo, se acabó aquello de desmontar para luchar, algo que restaba credibilidad al original. Tendremos también nuevos dragones contra los que luchar, y junto al arco argumental aparecerán nuevas criaturas que despedazar.

El siguiente que DLC que apareció casi a finales del 2012 fue el Hearthfire.  Más que un DLC es una herramienta actualizada del juego original, Herthfire no añade un arco argumental a la historia si no que nos da la oportunidad de crear nuestro hogar desde cero.


Comprando terrenos, personalizando la casa hasta el minimo detalle, añade también la oportunidad de gestionar la economía hogareña delegando en los seguidores. Tendremos que defender nuestro hogar de bandidos. Pero lo más gracioso es la posibilidad de adoptar a niños para que convivan en la casa junto a nuestro personaje y su pareja.

Como decía esto parece más una actualización del juego que un DLC en sí. Algo que en mi opinión Bethesda se podría haber ahorrado. Se puede decir que no paso mucho tiempo en casa.

Por último y para mi el mejor. Entre 2012 y 2013 llegó Dragonborn. Este DLC se activa cuando somos asaltados por una panda de fanáticos por los que descubriremos que un sacerdote dragón nos quiere liquidar. Como no, lo mataremos nosotros antes de que lo haga él.


El punto principal de este DLC es que se desarrolla fuera del mapa de Skyrim, nos transporta a la región de Morrowind (The Elder Scroll III: Morrowind). Toda la acción transcurre aquí y una vez acabemos el capítulo volveremos a Skyrim.

Durante la trama que dura alrededor de unas 6 a 7 horas podremos domesticar dragones para que nos muevan por el mapa. Lo malo es que son movidos por la I.A. y no por nosotros.

Como ya he dicho, esta edición debería llamarse EPIC Edition porque si TES V ya es de por sí un juego increible que nos puede dar para más de 200 horas, añadiendole los tres DLCs y dependiendo de lo que nos guste tontear con las casitas puede añadirle perfectamente otras 50 horas de buen juego.

Carlos Massó

Pincha aquí para ver por cuánto compramos, vendemos e intercambiamos este juego

No comments:

Post a Comment