Monday, 30 December 2013

Killer Is Dead (PS3 & XBOX 360)



Killer is dead es el último título que nos ha llegado de Suda51. Como ya viene siendo habitual en los juegos de Goichi Suda nos encontramos con un videojuego que se aleja de lo convencional y que tiene en la acción, el humor y el erotismo (todo ello al más puro estilo manga) una de sus mejores bazas aunque, por desgracia, estos títulos suelen pasar discretamente por el mercado occidental.

En esta ocasión asumimos el rol de Mondo Zappa, un asesino que se dedica a su vez a matar asesinos con ayuda de su inseparable katana y un brazo biónico. Eso sí, entre misión y misión le da tiempo a ligar con todas las féminas que se van cruzando en su camino.

A estas alturas cabría pensar que nada de lo que pudiera salir de la cabeza de Goichi Suda pudiera sorprendernos, pero nada más lejos de la realidad. En Killer is dead nos encontramos con todavía más paparruchadas que en juegos anteriores. Desde un enemigo final que se parece sospechosamente al Coronel Sanders de KFC, hasta un flashback sobre un huevo frito. Y aun con toda esta amplia panoplia de lo que podríamos considerar «chorradas», incluso el gammer más inexperto se da cuenta de los graves defectos de los que adolece este juego. Uno de los más graves: la cámara nunca parece estar donde debe.

Tampoco me termina de convencer el tono machista del videojuego en las misiones de «gigoló», en las que hay que ofrecer regalos a las chicas con el fin de llevárselas a la cama y conseguir así armas y otros ítems.

Desde el punto de vista estético me recuerda mucho a las películas gore de serie B y es que la sangre a raudales no falta cada vez que Mondo Zappa consigue acabar con un enemigo. Sin embargo, aunque su aspecto artístico sea casi lo más destacable del juego, tampoco podemos hablar maravillas de él porque los escenarios son demasiado simples.

Para finalizar os cuento sobre la jugabilidad: para acabar con nuestros enemigos tendremos que saber utilizar la katana, el brazo biónico y algo de lucha cuerpo a cuerpo. Sin embargo, por mucha acciones que podamos usar, al final Killer is dead es poco más que un machacabotones que no nos ofrece reto ninguno.

Lo mejor: Podemos saltarnos las misiones gigoló que, como he dicho antes, pecan de ser demasiado sexistas.

Lo peor: Los fallos de cámara, que a veces nos juegan malas pasadas.

Valoración: 7/10

Amelia Cobos


No comments:

Post a Comment