Monday, 2 December 2013

Por La Cara

Argumento  
Diana es una compradora compulsiva que decide vivir a lo grande en Miami y, como indica el título de la película, quiere hacerlo Por la cara. Para ello usurpa la identidad de Sandy Bigelow Patterson, un comercial que vive en la otra punta de Estados Unidos y que no atraviesa su mejor momento personal. Cuando Sandy descubre que Diana está dándose la gran vida a costa de su cuenta corriente, decide ir a buscarla para poner fin a la situación.

Crítica 
Aunque a día de hoy puede parecernos ridículo que alguien decida solucionar un tema de usurpación de identidad por sí mismo, lo cierto es que la situación ya es de por sí tan absurda que hasta podría ser un buen principio para una película de humor, siempre y cuando se le dé un desarrollo adecuado. Por desgracia, eso no ha ocurrido en Por la cara donde nos encontramos con otra de esas comedias absurdas que recurren al humor fácil y que conjuga, con muy poco arte cinematográfico, la trama principal con algunas tramas secundarias.



Lo más destacable de la película es el trabajo de Melissa McCarthy (La boda de mi mejor amiga), que consigue crear un personaje auténticamente odioso, al que el pobre de Jason Bateman (Cómo acabar con tu jefe) debe soportar, empezando a estar más que encasillado en el papel de pringado que siempre tiene que aguantar a algún pesado. Sin embargo, la actuación de McCarthy no es suficiente por sí sola para salvar una película para la que nadie se ha molestado en crear gags donde la actriz pueda brillar, sino que, en la mayoría de las ocasiones, centra el tono de humor en sus muecas o, lo que es peor, en un guión lleno de tópicos.

La película, rodada en Atlanta, tiene tintes de «road movie» con dos personajes muy dispares obligados a estar juntos, que tienen que acabar colaborando para que todo les salga bien. Pero la trama se enreda tanto y se vuelve tan surrealista, que al final no disfrutamos del humor al que puede dar lugar una situación de ese tipo, fracasando el conjunto de forma estrepitosa.

Para rematar la faena y como en toda buena película norteamericana, no falta un toque moralista al final de la comedia que, por cierto, no sorprende a nadie por ser demasiado previsible.

Como anécdota, solo añadir que el actor que interpreta a Julián, el cazarrecompensas, es el conocido rapero T.I.



Lo mejor: La actuación de Melissa McCarthy, que es lo único que, solo a veces, consigue salvar un poco la película.

Lo peor: La falta de química entre McCarthy y Bateman es uno de los motivos por los que el espectador no termina de meterse en la película.

Valoración: 5/10

Amelia Cobos

No comments:

Post a Comment