Thursday, 5 December 2013

Spring Breakers



Argumento

Cansadas de su rutinaria vida, Faith (Selena Gomez), Brit (Ashley Benson), Candy (Vanessa Hudgens) y Cotty (Rachel Korine), cuatro jóvenes alocadas, deciden desconectar de su día a día acudiendo a las populares fiestas de primavera —las Spring Breakers a las que se refiere el título—, donde el sexo, las drogas y el alcohol están a la orden del día. Por desgracia, no tienen dinero suficiente por lo que, ni cortas ni perezosas, deciden robar un coche y atracar un restaurante, lo que las llevará a dar con sus huesos en la cárcel, hasta que un traficante de armas (James Franco) terminará pagando su fianza con la intención de utilizar a estas guapas chicas para sus propios intereses.

Crítica

Drogas, alto contenido sexual, violencia y mucha carne expuesta es lo primero que llama la atención del espectador y nos surge entonces la duda de si debemos ver o no esta película. En realidad, Spring Breakers no es una película buena ni mala, solo depende de con qué intención nos sentemos a verla.

 

Si estás esperando una película al uso, con un hilo argumental y que cuente una historia, seguramente no te gustará. Es más, su hora y media de duración puede que se te haga eterna. Pero, por el contrario, si la tomas como el último film del siempre irreverente director Harmony Korine, como algo más cercano a un videoclip que no a una película, es posible que incluso llegue a parecernos una cinta de culto.

Como comentaba con anterioridad, esta película está destinada a un público muy concreto, y no encontramos en ella un hilo argumental lógico, más bien se trata de un conjunto de flashbacks, movimientos lentos de cámara, cuerpos con poca ropa y mucha luz fluorescente; todo ello acompañado de música pop y electro.

Con Spring Breakers no hay medias tintas, o te gusta y pasa a formar parte de ese pequeño grupo de películas a las que acabas rindiendo culto o tienes la sensación de que has perdido noventa minutos de tu vida, viendo como un grupo de ex chicas Disney lucen palmito y muy poco más. Aunque, quizá, esta película —no recomendada para menores de 18 años—, no nos acabe de contar una historia, de lo que no hay duda es de que nos transmite un gran número de sensaciones.



Lo mejor: Ver a James Franco en el que puede ser, hasta ahora, uno de sus mejores papeles. El personaje de Alien está basado en el rapero underground Dangerous y, para representarlo, el actor luce una caracterización espectacular.

Lo peor: Hay demasiado slow-motion (movimientos lentos de cámara) a lo largo de toda la película y puede llegar a resultar mareante.

Valoración: 7/10

Amelia Cobos



No comments:

Post a Comment