Tuesday, 3 December 2013

The Wonderful 101 (Wii U)


Profesores, policías… cualquiera puede convertirse en un superhéroe cuando los extraterrestres invaden la Tierra, y ese es, precisamente, el punto de partida de The Wonderful 101, uno de los títulos más esperados para Wii U. En esta ocasión nos metemos en la piel de Wonder-Red, un auténtico novato que debe enfrentarse a los alienígenas. Para ello, deberá encontrar la ayuda de otros wonders y además contará con la inestimable ayuda de los poderes que le brinda la organización Wonderful.

The Wonderful 101 es uno de esos juegos que llama la atención desde el primer momento; algo que a buen seguro está causado por su estética, bastante kitsch, llena de colores y con un aspecto que nada tiene que envidiar al manga. Pero, aunque lo último de Platinum Games es un juego de acción, tiene poco o nada que ver con los juegos de superhéroes tradicionales, es más, a lo largo de toda la aventura y si sabemos leer entre líneas, podemos apreciar cierta parodia hacia los superhéroes que acostumbramos a encontrar en cómics, películas y videojuegos.


Uno de los puntos fuertes de este juego es que no deja de sorprendernos con los nuevos personajes que van apareciendo. Todos ellos han sido cuidadosamente desarrollados y no son el típico secundario sin apenas valor y del que nos olvidamos a los dos minutos de haberlo dejado atrás, y es que en The Wonderful 101, todos los personajes suman.

Las primeras horas de juego son un tanto apabullantes pues, por lo general, no estamos acostumbrados a ver tal cantidad de enemigos (y también de amigos) en una misma pantalla, pero es, precisamente ese ritmo trepidante de batalla, el que hace que no puedas soltar el mando y que quieras buscar más héroes para llegar a crear armas cada vez más grandes.

A diferencia de lo que ocurre en otros juegos de Wii U, el GamePad adquiere mucho protagonismo en este juego, ya que nos permite activar armas si dibujamos una determinada forma geométrica en la pantalla. El inconveniente: ponerse a dibujar mientras eres atacado por un montón de enemigos, no siempre resulta ser la mejor idea, además, el sistema es demasiado sensible y la figura debe estar muy bien realizada para que la reconozca. Pero tranquilo, que si no eres buen dibujante, siempre puedes olvidarte de esta opción y elegir activar las armas con el stick analógico.


Lo mejor: Se pueden rejugar los niveles tantas veces como se quiera para mejorar el tiempo, lo que hace que las horas de juego sean casi infinitas.

Lo peor: Aunque se ha realizado un esfuerzo por incluir el GamePad en la táctica de juego, el ritmo trepidante del mismo no nos permite pararnos a dibujar un círculo o un triángulo perfecto, por lo que, al final, se acaba recurriendo al stick.

Valoración: 9/10

Amelia Cobos

No comments:

Post a Comment