Monday, 16 December 2013

Trance (2013)



"Trance" es el último film del director británico Danny Boyle responsable de películas tan interesantes como "Trainspotting" o la reivindicable "La playa" y de otras algo más sobrevaloradas como "Slumdog Millonaire" o "28 dias después". Sea como fuere es uno de los directores contemporáneos a tener en cuenta junto a David Fincher o Christopher Nolan y cada nueva película suya se convierte en cita obligada para todo cinéfilo que se precie.
El film que nos ocupa esta vez es un hipnótico relato sobre el dominio de la mente y las personas por parte de otras y es uno de los mejores trabajos de su director.


Simon (James McCavoy) es un empleado de una casa de subastas que tiene un mal vicio: el juego. Pronto este mal vicio le acarreará grandes deudas, de modo que decide contar con los servicios de una banda de criminales con el fin de que roben la última obra que se va a subastar en su trabajo, que es ni más ni menos que una pintura de Goya. El golpe es todo un éxito, sin embargo el jefe de la banda, Frank (Vincent Cassel) decide jugar sucio y quitarle la pintura a Simon quien lo deja inconsciente de un golpe en el suelo. 
Sin embargo Simon no es tonto y guarda la pintura a buen recaudo, de modo que ahora se encuentran con que Simon ha perdido la memoria y nadie sabe donde diantre está la millonaria obra, asi que deciden contar con los servicios de la doctora Elizabeth Lamb (Rosario Dawson), una hipnoterapeuta que pronto descubrirá que ahí hay gato encerrado y decidirá exigir un trozo del pastel que Simon y la banda quieren repartirse.
Como en casi todo el cine de Boyle, la película está narrada con gran soltura, moviéndose por un terreno tan pantanoso como es la mente humana con una gran facilidad, sin que el espectador se pierda en delirios visuales innecesarios.


Boyle, estudioso del comportamiento humano traza esta vez un relato en el que nada es lo que parece y tal como se dice en el film: "con el tiempo y la dedicación necesaria, una persona puede hacer que haga lo que tú desees".
Una gran fotografía y unos actores muy acertados hacen de esta película, que contiene ecos del "Origen" del antes mencionado Christopher Nolan, algunas de sus grandes bazas, y como no tratándose de una película de Danny Boyle, una gran banda sonora.
Pocos "peros" podemos encontrar en el film, ya que además se trata de una película que no rebasa los 100 minutos y que se degusta en un visionado que hace corto ese metraje.
Como decía Joaquín Prat en unas pegatinas que decoraban las carátulas de los vhs de los años 80: "Se la recomiendo".


Chema Ponce 

Pincha aquí para ver por cuánto compramos, vendemos e intercambiamos esta película
 

No comments:

Post a Comment