Tuesday, 11 February 2014

Dolor Y Dinero (DVD & Blu-Ray)


“Dolor y dinero” es la última cinta del inefable Michel Bay, el adrenalítico director de films como ”La Roca”, “Armaggeddon”, o la saga “Transformers”. Parece ser que aburrido mientras esperaba a poder empezar con la preproducción de un nuevo episodio de, precisamente “Transformers” (el cual contará con uno de los intérpretes de este film, el siempre correcto Mark Whalberg), decidió mientras tanto mantenerse ocupado contando esta historia real ocurrida en Florida en los años 90. Y mira por donde, puede que esta sea su mejor película.

Daniel Lugo (Whalberg), es un monitor de culturismo algo cándido pero muy decidido, que tiene como su mayor obsesión conseguir el llamado “sueño americano”, que esencialmente tiene como base que cualquier don nadie pueda conseguir lo que desee, al precio que sea. Para ello y después de asistir a la conferencia de un charlatán que sorbe el cerebro a los pobres incautos que allá se presentan, decide junto a la ayuda de un socio del gimnasio (Anthony Mackie), poner en práctica un plan tan descabellado como salvaje: secuestrar a un acaudalado hombre de negocios que frecuenta su gimnasio y de este modo robarle todas sus pertenencias.
 

Para conseguirlo se hacen con los servicios de un tercer hombre, Paul Doyle (espectacular la recreación de Dwayne Johnson), un ex convicto adicto a la cocaína, reconvertido ahora al catolicismo (¡), quien les ayudará a llevar a buen puerto el plan de Lugo.

La cinta, como antes he comentado, se encuentra entre lo mejorcito de Bay, consiguiendo sacar unas interpretaciones del trío protagonista que son excelentes. Además el estilo del director va que ni pintado para una historia hiperbólica, espídica y socarrona, lo cual nos hace preguntarnos constantemente a lo largo del film: ¿cómo es posible que algo así ocurriera realmente?

Tal vez lo que menos me gustó del film sea que efectivamente estamos ante hechos que ocurrieron de verdad y en los que hubo muertos de verdad. Y al hecho de que Bay pretenda mostrarnos que la tortura de una persona puede resultar graciosa, cuando no lo es, sea en el contexto que sea. Esto tampoco ha de ser necesariamente un obstáculo para disfrutar una cinta que se mueve constantemente en un tono ligero y desenfadado, una película con momentos hilarantes, graciosos y con algunas frases lapidarias por parte del trío protagonista.


Y es que tal y como dice Lugo: “Creo en el fitness”.

Chema Ponce


No comments:

Post a Comment