Tuesday, 11 March 2014

Bravely Default (Nintendo 3DS)


Uno de los géneros más castigados actualmente, además de las plataformas, es el JRPG. Por regla general, pocos títulos nos llegan a nuestro país y los que cruzan fronteras rara vez nos llegan localizados a nuestro idioma (la mayoría de los juegos “nichos”, los distribuidos por NISA, nos llegan completamente en inglés). Si a la actual situación, unimos la baja forma de los títulos de la endiosada e idiolatrada desde años Square-Enix (ofreciendo títulos siempre de calidad antes de su fusión y cuando eran Squaresoft) no es de extrañar que cada vez recibamos menos juegos de este género.

En el caso de Bravely Default, la calidad del título y las ganas por parte de los fans de JRPGs por turnos hicieron plantearse a Nintedo la distribución del juego más allá de Japón y con textos localizados. Ha costado casi un año desde si lanzamiento en tierras niponas pero por fin lo tenemos.

En cuanto al argumento, nuestra historia gira en torno a Agnés. Es la joven vestal del viento encargada de proteger uno de los cristales. Inexperados acontecimientos le harán abandonar el templo y emprender su viaje, el cual no hará sola. Tres compañeros de aventuras estarán ahí para ayudarle. Puede que suene a típico el argumento de la lucha del bien contra el mal, y más siendo el “heredero” de FF: Los cuatro héroes de la luz, pero es algo de lo que adolece el género. Aun así, una historia bien contada, con personalidades bien definidas y momentos dignos de recordar.



En cuanto a la jugabilidad, tenemos un JRPG por turnos similar a los clásicos, pero con una variante que le da un toque mucho más estratégico. La nueva mecánica es la introducción de los comandos “bravely” y “default” en los comandos típicos de siempre de todo RPG. Básicamente, “bravely” te da un movimiento extra en ese turno (teniendo que esperar luego un turno sin poder realizar acciones) y “default” acumula la acción sin realizar movimiento en el turno actual para protegernos. El juego es exigente y no se puede tomar a la torera los encuentros con los enemigos, por muy pequeños que parezcan. El dominar bien esas mecánicas nuevas nos darán la victoria o nos harán morder el polvo. Como todo RPG, el “farmeo” (subida de nivel) es indispensable para subir de nivel. El sistema de trabajos vuelve a este título teniendo un total de 24 trabajos, cada uno con sus características y modos de lucha diferentes, lo que nos dará una amplia variedad a la hora de afrontar cada batalla.

Gráficamente, es una preciosidad. El diseño artístico, el mapamundi, ciudades, personajes… todo está cuidado y trabajado con mimo. Es una pena que la máquina tenga las limitaciones que tiene y no pueda hacer algo más bruto con los gráficos, pero el aspecto “retro” le viene como anillo al dedo.

En el apartado sonoro, es magistral. Revo ha hecho un trabajo impecable y puede que sea una de las mejores bandas sonoras del género. Muy a tener en cuenta.

En conclusión, Bravely Default nos trae lo mejor de los JRPG de antaño con una nueva vuelta de tuerca en el sistema de combate, lo que lo hace mucho más táctico. Gráficamente es precioso y nos tendrá enganchado durante muchas horas. Una opción obligada de compra si eres poseedor de una 3DS y te gustan los JPRG.



Lo mejor: La música.

Lo peor: Que nos haya llegado un año más tarde, aunque hemos recibido una versión con mejoras respecto a la original.

Nota: 9

Manuel Valero



No comments:

Post a Comment