Friday, 14 March 2014

El Hipnotista


Argumento

El hipnotista comienza con el salvaje asesinato de una familia en su residencia de Estocolmo. Un hombre es brutalmente apuñalado y, a continuación, su familia sigue el mismo destino, salvo un joven de quince años que consigue salvar su vida in extremis, pero que queda en estado de shock, por lo que no puede ayudar a la policía a resolver el asesinato. El comisario Joona (Tobias Zilliacus) es el encargado de llevar a cabo la investigación y cuando se da cuenta de que no va a poder llegar demasiado lejos —dado el estado en que se encuentra el único superviviente—, decide contratar los servicios de Erik Maria Bark (Mikael Persbrandt), un prestigioso hipnotista, capaz de hacer uso de la regresión para que el joven superviviente pueda revelar datos que permitan detener al culpable de los asesinatos. Sin embargo, la investigación acaba dando un vuelco cuando el hijo de Bark es secuestrado.

Crítica

El hipnotista supone la vuelta del director Lasse Hallström a su Suecia natal tras veinticinco años en Hollywood. Como no podía ser de otra forma, Hallström vuelve a recurrir a una novela para adaptarla al cine. En este caso, se trata del libro de 2009: El hipnotista, escrito por Alexandra Coelho Ahdoril y Alexander Ahdoril, matrimonio sueco que firma con el pseudónimo «Lars Kepler». Aunque en los últimos tiempos el director nos tiene acostumbrados a llevar a la gran pantalla historias de amor, en esta ocasión se ha decantado por una novela negra nórdica en la que podemos encontrar los rasgos característicos de la novela sueca de este género.


La película empieza bien, con una escena del crimen que causa impacto en el espectador y que, por tanto, podemos recordar a lo largo de toda la película. En ocasiones, podemos apreciar que el guión está poco trabajado, aunque en general la película se desarrolla a buen ritmo, manteniendo el interés del espectador, aun cuando algunas situaciones puedan parecernos un tanto inverosímiles.

El argumento da un giro cuando el hijo del hipnotista es secuestrado, mezclando, a partir de entonces, el género de thriller policial con el drama doméstico. La mezcla entre ambos géneros está bien trabajada en un principio y no cansa al espectador, no obstante, al final podemos apreciar que la conexión entre ambas tramas resulta un tanto forzada, pues nos quedamos con la sensación de que quedan cabos sueltos por resolver.

Aunque el guión no siempre cumpla las expectativas, la película cuenta con una importante baza y es la buena interpretación de sus actores, destacando especialmente a Lena Olin, quien se mete de lleno en su papel de esposa y madre sufridora.

En general, El hipnotista es una película correcta que consigue proporcionarnos un rato de entretenimiento frente a la pantalla, aunque los amantes de la literatura policiaca sueca seguramente se quedarán con la idea de que la película podría haber dado mucho más de sí.


Lo mejor: La fotografía de Mattias Montero, que consigue dar forma a una atmósfera opresiva que nos mete de lleno en la historia que nos están contando.

Lo peor: Aunque el espectador está esperando algo de factor sorpresa al final, lo cierto es que no lo hay, es un desenlace bastante previsible.

Valoración: 6,5/10

Amelia Cobos


No comments:

Post a Comment