Thursday, 27 March 2014

Juerga Hasta El Fin


Argumento

James Franco (interpretándose a sí mismo) inaugura su nueva casa y para ello nada mejor que celebrar una fiesta a la que, por supuesto, invita a su amigo Jay Baruchel. Sin embargo, este no tiene muchas ganas de ir porque considera que Franco está ahora más cerca de sus amigos de la meca del cine que de él. Aun así decide asistir, aunque la fiesta no durará mucho ya que se va a ver interrumpida por un terremoto que anuncia el inicio del fin del mundo.

Crítica

Juerga hasta el fin supone el debut en la dirección de Evan Goldberg y de Seth Rogen. Si os suena su argumento e incluso los actores, es posible que hayáis visto Jay and Seth vs. The Apocalypse, un corto protagonizado por Rogen y Baruchel, en el que también se interpretaban a sí mismos intentando escapar del Apocalipsis bíblico.

Tras la llegada del tan temido fin del mundo, cada uno muestra su verdadera cara, así que durante gran parte del metraje lo que se nos trata de mostrar es, con más gracia en algunas ocasiones que en otras, todos los estereotipos de los jóvenes actores de Hollywood. En esta película, los actores se interpretan a sí mismos y nos muestran una amplia paleta del neohumor «made in USA» del siglo XXI, donde no faltan desnudos, bromas soeces, drogas e incluso gags en torno al canibalismo.


Lo importante de la película no está en la llegada del fin del mundo (esta situación es un mero escenario para sumar gags), sino en ver a los actores llevando hasta el extremo la interpretación que hacen de sí mismos. No obstante, 107 minutos de metraje son excesivos para pasarlos únicamente riéndose de uno mismo, por lo que por momentos no faltan escenas en las que la acción recobra importancia.

Uno de los puntos fuertes de Juerga hasta el fin son los cameos, con los que más de un aficionado al género se va a sorprender y entre los que se encuentran los de Emma Watson o Channing Tatum.

Juerga hasta el fin es, en realidad, el proyecto de unos amigos que se reúnen para divertirse y pasar un buen rato juntos. La película no tiene demasiado argumento ni demasiado sentido, pero su visionado sin demasiadas aspiraciones puede proporcionar un rato de entretenimiento, especialmente para los seguidores de sus actores protagonistas, cuya juerga en el rodaje llega a traspasar la pantalla.

Si no eres amante del neohumor del siglo XXI del que hablaba con anterioridad, Juerga hasta el fin no te aportará mucho. Es más, puede que ni tan siquiera te decidas a terminar de verla.


Lo mejor: Los dos últimos minutos de la película hacen que deje de ser algo anodino para pasar a ser un producto que podría merecer la pena.

Lo peor: Demasiados gags del estilo de Seth Rogen y Jay Baruchel hacen que, en ocasiones, los demás parezcan estar un poco de sobra en la película.

Valoración: 5/10

Amelia Cobos



No comments:

Post a Comment