Monday, 17 March 2014

The Lords Of Salem


"The Lords of Salem" es la última película del director especializado en el género de terror Rob Zombie, nacido originalmente como Robert Cummings y miembro fundador del grupo de metal White Zombie. Suyas son las cintas "La casa de los 1000 cadaveres", "Los renegados del diablo" y la renovación del mito de Michael Myers en las muy interesantes "Halloween, el origen" y "Halloween II", en las cuales Zombie ya demostraba un uso de la violencia extrema fuera de lo común.
En esta nueva incursión en el género, Zombie va más allá en su aproximación constante del mal en el estado más puro contando una historia ocurrida entre dos tiempos: el Salem de finales del siglo XVII y en pleno siglo XXI. Vamos a contar un poco a grandes rasgos la historia, aunque no es tarea nada fácil ya que nos encontramos ante la cinta de Zombie con un estilo visual más poderoso y más doblegado a su estética y a la fuerza de sus imágenes.

Heidi (Sheri Moon Zombie, esposa de Rob, actriz habitual en casi todos sus films), es una disc jockey, ya talludita, que trabaja en una emisora de radio en Salem, Massachussets, especializada en rock duro, junto a dos colegas, Whitey y Herman. Un día reciben un paquete que contiene una caja de madera en cuyo interior se encuentra un disco de vinilo con una sola inscripción: The lords of Salem. Heidi decide llevárselo a casa y escucharlo allá. Pero cuando lo hace se encuentra terriblemente mal...


Además de este extraño suceso, en el piso que hay junto al de ella comienzan a desarrollarse fenómenos  que no hacen más que intranquilizar a Heidi, lo cual la lleva a consultar a Francis Matthias, un escritor que tiempo atrás publicó un libro sobre los juicios a las brujas de Salem de hace tres siglos. Las pesquisas de Matthias le conducirán hacia una horrible trama en la cual los involucrados no podrán volver atrás...

Nos encontramos ante la cinta en la cual Zombie ha tenido una mayor libertad creativa (liberado de la carga que supone tener que lidiar con una franquicia millonaria como es Halloween) y eso se nota enormemente en el resultado final. Una puesta en escena al servicio de un guión que lo necesita, dado la poca complejidad de éste, dan como resultado una cinta que parece la propia esencia del Mal más absoluto. Parece como si Rob Zombie quisiera decirnos en todo momento que el ser humano no tiene escapatoria para huir del mal y a diferencia de otras cintas del género como "El exorcista" o "La profecia" en las cuales el ser humano combate al Maligno tratando de doblegarlo, en esta ocasión el hombre no es más que un monigote, un instrumento para que el Mal se apodere de todos nosotros. 

Película inquietante, poderosa visualmente, no sabría deciros si me ha gustado no. Porque acaso la visión y por lo tanto, participación en un ritual tan macabro, en una visión tan maligna del hombre, ¿no conlleva la aceptación de que también nosotros nos sentimos atraídos de alguna manera por el Mal? Mirad la película y haceros la misma pregunta.


Chema Ponce



No comments:

Post a Comment