Monday, 28 April 2014

Código De Defensa


Tras pasar un tiempo de baja, el agente especial Emerson Kent (John Cusack) se reincorpora a la CIA con una misión que en principio no tiene ninguna complicación: proteger a una locutora de códigos mientras esta realiza su trabajo. Sin embargo, cuando llegan a la estación radiofónica desde la que Katherine (Malin Akerman) debe locutar los códigos, les espera una emboscada que hará que ambos queden atrapados en un auténtico laberinto a merced de sus enemigos.

Código de defensa es un thriller comercial de esos que se consumen con rapidez (y que se olvidan todavía más deprisa), aunque por el camino ofrece un rato de entretenimiento sin complicaciones. Últimamente estamos acostumbrados a ver thrillers de lo más complejos en los que el más mínimo descuido puede hacer que te pierdas en la historia. Con Código de defensa no ocurre lo mismo: es una película ligera en su argumento que no aporta nada al mundo del thriller ni al de las películas de espías y que, después de verla, te quedas con la sensación de que esta historia ya te la habían contado antes.


En la escenografía se aprecia una clara falta de presupuesto que le aporta una estética de corte televisivo, desarrollándose la práctica totalidad de las escenas con los protagonistas encerrados en el interior de un mismo recinto. No obstante, y aunque en ciertos momentos el guión da la impresión de ser un tanto insulso e inconexo dejando aspectos poco claros al espectador, la película es capaz de mantener la atención del mismo con pocos elementos.

Sin lugar a dudas, la gran apuesta de esta película es la presencia de John Cusack quien intenta añadir algo de emoción, cosa que no impide que en algunos momentos el espectador pueda sucumbir al aburrimiento. En cualquier caso, y aun no encontrando acción a raudales en esta cinta, el suspense que rodea a los personajes se mantiene de forma bastante coherente hasta el final.

A pesar de los puntos negativos que pueda tener, si no eres demasiado exigente y solo deseas pasar un rato entretenido, Código de defensa cumplirá tus expectativas ya que la interpretación de los actores consigue salvar un filme que, sin un buen trabajo actoral, hubiera pasado todavía más desapercibido.


Lo mejor: Es bastante directa, no se entretiene en contarnos cosas que poco o nada tengan que ver con el argumento con el fin de alargar innecesariamente el metraje.

Lo peor: Demasiados clichés relacionados con el mundo del espionaje.

Valoración: 5,5/10

Amelia Cobos 



No comments:

Post a Comment