Tuesday, 15 April 2014

Metal Gear Solid V: Ground Zeroes


Metal Gear Solid es una de esas franquicias que llevan 25 años demostrando como se tienen que contar las historias sin perder coherencia ni conexión de personajes por el camino. Hideo Kojima, en este aspecto, tiene una concepción más cercana al cine dentro del desarrollo de los argumentos de sus juegos y puede que esa sea la clave del éxito de la saga.

Con cada nueva entrega que se presenta, crece el hype entre la jauría de seguidores de la saga (entre los que me incluyo) y, para hacer más liviana la espera, Konami ha decidido lanzar Ground Zeroes a modo de prólogo del futuro The Phantom Pain. Pero se nos plantea una cuestión a tener en cuenta: ¿Es una bofetada en la cara a todos los fans o simplemente es una propuesta de mercado como los DLCs?



Si merece o no la pena este Ground Zeroes depende sobre todo de las ganas de probar lo nuevo de Kojima y de la duda de si vendrá incluido este prólogo dentro de The Phantom Pain o no. La bajada de precio gracias al feedback negativo de la comunidad de MGS y la realidad sobre el contenido de este prólogo hacen de este Ground Zeroes una propuesta a tener en cuenta si eres fan de la saga.
 
Sobre el argumento, práctiamente es una misión principal donde Big Boss tiene que infiltrarse en el campamento Omega para rescatar a Paz y Chico, dos personajes que comparten historia con Big Boss en Peace Walker (que es recomendable haberlo jugado para conocer la historia de ellos). 

Sobre la jugabilidad, Ground Zeroes nos ofrece un nuevo giro en la saga. Se nos plantea un mundo abierto, con conducción de vehículos donde la infiltración sigue siendo la esencia de la saga. De primeras, me chocaba y no confiaba mucho en la propuesta pero, después de probarlo, puedo decir que la experiencia es satisfactoria y deja con ganas de más. Como contenido de juego, se queda corto, pero como prólogo la cosa es diferente. El contenido es una misión principal de unas dos horas de duración, unas misiones secundarias y una misión secreta lo que nos aporta unas 10 horas de juego más o menos.


Gráficamente, cumple aunque arrastra el que haya salido en current-gen y next-gen. Yo personalmente lo he jugado en Playstation 4 y va muy muy fluido. Cambios climáticos con lluvia, ciclos de día-noche… y todo prácticamente sin tiempos de carga. A la espera nos quedaremos de ver The Phantom Pain el cual, previsiblemente, solo saldrá para Ps4/XONE/PC y debería de ser aun mejor (y se rumorea que 200 veces más grande que este prólogo).

En cuanto al apartado sonoro, el no tener un doblaje en español es lo que más nos duele a los amantes del primer Metal Gear Solid de PSX pero es algo que no volverá a darse en la saga. Señalar el cambio de la voz de Big Boss, esta vez a cargo de Kiefer Sutherland.



En conclusión, es una lástima que nos saquen productos “por fascículos” (como ya pasó con Gran Turismo, la demo de MGS2 en Zone of the Enders o los abusivos DLCs que salen de forma digital para ampliar contenido de los juegos, cuando antes era contenido que desbloqueabas al cumplir ciertos requisitos al terminar el juego) y esperemos que este tipo de propuestas sean solo algo anecdótico. Aun así, y sabiendo que la experiencia es corta, compensa jugarlo en PS4/XONE y disfrutar de este prólogo como se merece. 

Lo mejor: Probar la nueva mecánica de juego de Metal Gear Solid.

Lo peor: Que nos tomen por tontos lanzando prólogos de juegos.

Nota: 7/10


Manuel Valero



No comments:

Post a Comment