Saturday, 3 May 2014

Lightning Returns: Final Fantasy XIII


Square-Enix ha tomado como su buque insignia a Lightning durante toda esta generación, dejando a un lado el proyecto más ambicioso y deseado por los fans (Final Fantasy VersusXIII, incluido anteriormente en la Fabula Nova Crysalis, ahora llamado Final Fantasy XV) como lanzamiento en Playstation 4 y, supuestamente en Xbox ONE, para seguir explotando un poco más a su heroína y dejar cerrada toda su historia en una trilogía.

Muchos pensamos que con Final Fantasy XIII no se han hecho las cosas bien desde un principio y ha perdido parte de esa esencia que tiene la saga, pero al final acabamos jugándolos y disfrutándolos. El primer FFXIII, nos ofrecía una historia interesante pero era demasiado lineal. Con FFXIII-2, teníamos cierta libertar pero la historia no era tan cuidada como en la primera parte (los saltos en el tiempo a veces no son sencillos de cuadrar). La clave es, ¿qué nos espera en esta tercera y última entrega de la trilogía.

Sobre el argumento, tendremos a una Lightning convertida guerrera de la diosa Etro y en la mensajera de Bhunivelze. Dentro de un mundo prácticamente sumido en la desesperación, como vimos en las anteriores entregas, la misión de Lightning será rescatar a los superivientes en un plazo de trece días. Su misión es salvar a la humanidad, no al mundo. Encuentros con viejos conocidos hacen que sea algo más atractivo el avanzar en la trama de la historia.

En cuanto a la jugabilidad, es el cambio más importante que ha tenido la saga. De pasar por capítulos o caminos prefijados, ha evolucionado a ser un mundo abierto con cuatro zonas definidas que explorar. El tener un reloj que va bajando poco a poco es totalmente nuevo en la saga, y el hacer misiones secundarias será más que necesario para ganar “tiempo” y poder llegar a nuestro objetivo (prácticamente imposible en la primera vuelta sino es con guía, pero pierde toda la gracia). En cuanto al sistema de combate, encontraremos otro de los grandes cambios de la saga. Ahora dispondremos de trajes (nos recordarán a los Jobs de algunos Final Fantasy más antiguos, como en el 3) con sus habilidades diferenciadas. Tres barras ATB asociadas a cada uno de esos trajes que podremos cambiar durante el combate de manera rápida. 

Gráficamente, el tener un mundo abierto se nota en algunas deficiencias técnicas aunque son mínimas. Las escenas de video son magistrales, como todo lo que hace Square-Enix desde hace décadas (aunque todos echamos de menos la época dorada de Squaresoft cuando no cabía duda alguna de la calidad de los productos que sacaba al mercado, cosa que ahora no pasa). Alguna leve caída de framerate (en la versión de 360 es algo más molesta en alguna zona) y diseño un poco pobre en algunas zonas y personajes secundarios.

En cuanto a la banda sonora, en esta saga siempre se hacen trabajos magistrales. Masashi Hamauzu ha hecho un trabajo fantástico y se nota la influencia del que sería su compañero y mentor en otros trabajos de la saga, Nobuo Uematsu (padre de las bandas sonoras de la saga Final Fantasy).

En conclusión, un cierre interesante de trilogía y un soplo de aire fresco en cuanto a la jugabilidad. Quizás sea el rumbo que vaya a tomar la saga en las siguientes entregas (FFXV ya será un Action-RPG al más puro estilo Kingdom Hearts) aunque se eche de menos el sistema de combates por turnos de las antiguas entregas.

Lo mejor: Sistema de combate actualizado. Banda sonora.

Lo peor: Algunas misiones secundarias.

Nota: 8
Manuel Valero


c

No comments:

Post a Comment