Tuesday, 10 June 2014

El Increíble Burt Wonderstone


Se estrena directamente en nuestro país en formato doméstico esta comedia ambientada en el siempre estimulante mundo  de la magia. Burt Wonderstone (Steve Carell) y Anton Marvelton (Steve Buscemi) son dos amigos de la infancia que desde muy pequeños sienten verdadera pasión por el mundo de la magia y desde una edad muy temprana deciden desarrollar sus propios trucos. 

Ya creciditos se convierten en una pareja de magos bastante exitosos en compañía de la bella ayudante Jane (Olivia Wilde), a pesar de que sus puesta en escena es rancia y algo patética. Sin embargo el paso de los años ha convertido su amistad pura y sincera en una mentira con el propósito de que su espectáculo no fracase. 

A todo esto hay que sumar la aparición de un nuevo mago de nombre Steve Gray (Jim Carrey), quien alcanza una popularidad tremenda gracias a sus números sensacionalistas y estrafalarios acordes con su personalidad.  De este modo los dos magos deciden poner en marcha un gran número llamado “la caja caliente”, que no es más que un patético número en el cual  deben permanecer dentro de un gran cubo de cristal suspendidos a una gran altura pasando calor y claustrofobia. Tras el fracaso del numerito, Anton decide abandonar el dúo y se dispone a poner rumbo a África para enseñar magia a los niños de ese continente. 

Mientras tanto, Burt intenta recomponer su  show en directo sin la colaboración de su otro fiel amigo, pero se convierte en un auténtico fiasco y acaba arruinado. Con la colaboración de Jane y del veterano mago Rance Holloway (Alan Arkin), intentarán crear el número de magia definitivo.

Una película totalmente tronchante con un humor negro y excéntrico , con unas interpretaciones descomunales especialmente por parte de Steve Carell y de un Jim Carrey que ofrece una actuación memorable en un papel hecho a su medida, en el cual puede dar rienda suelta a todo su histrionismo y genialidad. Brutal también la aportación del siempre excelente Alan Arkin y las mejores actuaciones en mucho tiempo de Buscemi y de Olivia Wilde.  

Además la película habla en un tono de comedia de un tema muy serio: la defensa de un arte y su degeneración (que no modernización) por parte del sector audiovisual modernillo y enterado que exige cada día nuevas emociones a cual más absurda y las cuales pueblan los programas de nuestras televisiones actuales (véanse chorradas del estilo Masterchef y demás programuchos). 

Muy recomendable. Yo me reí un buen rato con un gran número de sketches memorables, especialmente con la explicación post-créditos del número de magia final.

Chema Ponce




No comments:

Post a Comment