Tuesday, 1 July 2014

Tú Eres El Siguiente


El cine de terror vive en la actualidad un momento un tanto confuso. Retirados o semiretirados la mayoría de los grandes maestros del género de las últimas décadas (Carpenter, Hopper, Romero, Craven, etc), últimamente en mi opinión solamente hay tres cineastas cuyas obras sobresalgan entre la basura mediocre que abarrota las salas. Uno de ellos es Rob Zombie, cuyos films "La casa de los 1000 cadáveres", los dos remakes de la serie "Halloween" o más recientemente "The lords of Salem" le han conferido una clara etiqueta de autor dentro del género dado sus interés por no estancarse en las típicas fórmulas y tener un lenguaje visual propio muy interesante, además de una particular manera de exponer la violencia que podríamos definir entre escalofríante e hipnótica.

El otro caso es el de Ti West, un joven y talentoso escritor y director americano también cuyo excelente film "La casa del diablo" sorprendió a todo el mundo por su capacidad de dominar referentes y clichés mil veces vistos pero con un dominio del tempo y el clímax que hacen de esta película una auténtica joya para los fans del género.

Y por último Alexandre Aja, cineasta francés que dejó muy buen sabor de boca con su "Alta tensión" y posteriormente con el remake de "La colinas tienen ojos" o la coñera "Piraña 3D".

Y para de contar. De aquí para abajo nos encontramos entre otros con los responsables de las insufribles películas de "Paranormal Activity", auténtica oda al aburrimiento más insoportable (si, si, esas películas en las que esperas durante 80 minutos a que se mueva una silla) o por ejemplo a Adam Wingard, responsable de la "joya" que hoy nos ocupa: "Tú eres el siguiente".

Una acomodada familia americana se reúne en el aniversario de boda de los patriarcas con el fin de pasar todos juntos un fin de semana inolvidable. Los hijos invitan a sus respectivas parejas y se juntan para cenar. Sin embargo unos asesinos con máscaras de animalitos (¿?) comenzarán a acabar con ellos uno a uno, convirtiendo el fin de semana en una pesadilla repleta de sangre.

¿A que suena bien? Pues olvidaos, porque  la película es un despropósito de cabo a rabo, llena de situaciones absurdas y plagada de clichés típicos y tópicos del género que no aportan nada nuevo al conjunto. Si a todo esto le añadimos unas interpretaciones de obra de colegio tenemos un auténtico petardo entre las manos, amigos. 


Financiada con tan solo un millón de dólares, consiguió recaudar solamente en territorio norteamericano unos 25, lo cual nos da una idea de qué perseguían los responsables de este producto a la hora de darle luz verde. Y es que si hay un género rentable ese es el de terror, ya que puede producirse a un coste muy bajo (sin grandes actores ni directores) y cosechar pingües beneficios. Prueba de ello es la antes mencionada saga "Paranormal activity", cuyo éxito daría para estudiar durante un programa entero del amigo Iker Jiménez en su "Cuarto Milenio".


Chema Ponce




No comments:

Post a Comment