Wednesday, 3 September 2014

Apollo 18


¿Ha llegado el hombre a la luna realmente? Y si lo ha hecho, ¿por qué no ha vuelto? Esta pregunta podría ser la que diera inicio a Apollo 18, un mockumentary basado esta vez en la amenaza extraterrestre que nos espera fuera de la atmósfera de la Tierra. Por si no estás familiarizado con el género, se trata de un falso documental de esos que tan de moda se han puesto en el cine, que en esta ocasión es ciencia ficción ambientada en el espacio.

Las supuestas grabaciones pertenecen al último viaje secreto de la NASA a la Luna, en 1972. Unas imágenes que revelarán que durante más de cuatro décadas hemos vivido engañados y que la verdadera razón de que no se hayan enviado nuevas misiones tripuladas a la Luna es que nuestro satélite alberga una sorpresa no demasiado agradable para la raza humana.

Del director español Gonzalo López Gallego y presentada en el Festival de Sitges, muchos son los que se preguntan si esta película habría llegado a la taquilla española de no ser por el éxito que están teniendo últimamente las películas ambientadas en el espacio y los astronautas, que Gravity ha vuelto a poner de moda.


Desde un punto de vista técnico, Apollo 18 cumple a rajatabla con lo que se espera de un falso documental: rodada cámara en mano para provocar en el espectador todo tipo de emociones y sensaciones; con un argumento rápido, sin presentaciones innecesarias, y sin dar demasiado tiempo al espectador para pensar acerca de lo que está presenciando. En realidad, Apollo 18 no aporta nada que no hayamos visto ya, es más, adolece de defectos detectables por cualquiera que se dedique a examinarla con detenimiento, como el hecho de que en ocasiones, veamos planos hechos por una cámara «fantasma» que no es sostenida por ninguno de los astronautas.

Al margen de ello, Apollo 18 es una película de terror de esas que atraen invariablemente el interés de los espectadores. Y es que, en el fondo, todos sentimos curiosidad por saber qué hay más allá de nuestras fronteras, y eso que películas como Alien ya nos han mostrado que, de existir los extraterrestres, puede que estos no sean demasiado amistosos. No obstante, ¿existen aliens en la Luna o se trata de algo distinto? Ese es precisamente el misterio que intenta desvelar Apollo 18.

Una película recomendable tanto para los aficionados al terror como para los aficionados a los mockumentarys y la ciencia ficción; una mentira con un carácter muy lúdico que consigue tener al espectador pendiente de lo que ocurre en la pantalla durante todo el metraje, algo que no siempre consiguen películas con mucho más presupuesto que esta, que ha contado con la modesta cifra de cinco millones de dólares.


Lo mejor: Un buen manejo por parte del director de lo que ocurre fuera de cámara. 

Lo peor: No aporta nada nuevo al género del falso documental, pero tampoco al género del terror ni de la ciencia ficción extraterrestre. 

Valoración: 5,5/10
Amelia Cobos



No comments:

Post a Comment