Friday, 19 September 2014

La Vida Secreta De Walter Mitty


El polifacético actor, cómico y director neoyorquino Ben Stiller nos presenta tras, una ya amplia trayectoria como director (14 películas), su último film “La vida secreta de Walter Mitty” estrenada en 2013. Stiller es un actor muy popular gracias a películas como "Algo pasa con Mary", "Noche en el museo" o la saga "Los padres de ella" (ésta última que a mí personalmente me parece terrible). Sin embargo su carrera como director es mucho más interesante y poco conocida con títulos tan interesantes como "Reality bites" , la genial "Zoolander" o la incomprendida "Un loco a domicilio".


Stiller da vida a Walter Mitty, un triste y gris personaje encargado de la sección de negativos en la revista Life que hastiado de su monótona existencia recurre a su brillante imaginación para vivir la vida que realmente desearía (algo muy común en las sociedades actuales). La llegada a la revista de una nueva compañera, Cheryl Melhoff (Kristen Wigg), madre separada y tremendamente selectiva revolucionará los interiores de Walter el cual intentará por todos los medios (buscadores de pareja cibernéticos incluidos) acercarse a ella a pesar de su excesiva timidez.


Para colmo, los problemas de Mitty se incrementan cuando les anuncian que la revista será convertida en medio online y la transición va a ser llevada a cabo por el nuevo jefe Ted Hendricks (Adam Scott), paradigma del superior deshumanizado y ególatra interesado únicamente en sus éxitos personales, el cual disfrutará haciéndole la vida imposible. Entonces el fotógrafo más aclamado de la revista , Sean O´Connell, encarnado por Sean Penn en una breve pero muy intensa interpretación, notifica el envío del negativo que deberá ser la última gran portada física de Life: el problema será que Mitty no lo localiza por ninguna parte. Por ello emprenderá un viaje en busca del nunca ubicado fotógrafo freelance  por lugares espectaculares que le llevarán a vivir  aventuras para él impensables, descubrir la belleza que le rodea y convertirse en el hombre que siempre deseó ser, inspirado por Cheryl, por supuesto.


Con los toques de comedia habituales en Stiller y unas pinceladas de realismo mágico, ésta película puede considerarse una de las obras maestras del director. Sorprendente, entretenida y positiva es toda una alegoría para romper con los hábitos mediocres y lanzarse a vivir la propia vida con plenitud, dejando de lado las ensoñaciones (virtuales o no) y los miedos. Además hay que hacer mención a las grandes interpretaciones de principales y secundarios (como Shirley McLaine en el papel de madre de Mitty) y al genial trabajo del director de fotografía Stuart Dryburgh, que consigue unas espectaculares escenas paisajísticas que se acercan a la película documental, todo ello aderezado con una apropiadísima y muy buena banda sonora a cargo de Theodore Shapiro.

Chema Ponce


No comments:

Post a Comment