Monday, 22 September 2014

Titanfall


Lluvia de Titanes

Titanfall ha sido llamado uno de los juegos de esta generación que acaba de empezar por diversos motivos, uno es el caballo de guerra que necesita Microsoft para justificar el cambio de generación a sus futuros clientes, y que ese cambio de generación sea hacia su consola Xbox One.

Para hablar de Titanfall hay que recordar quienes son los artífices de tan difícil misión que tienen por delante, estos son Zampella y West, los diseñadores que dieron el pistoletazo de salida a la fiebre del FPS (First Person Shooter) con Call of Duty 4: Modern Warfare haya por un lejano 2007. Ellos diseñaron el que fue considerado el baluarte de su género e implementaron por primera vez muchas de las opciones que ya consideramos como básicas en cualquier juego del género; los perks, la adquisición de experiencia y subidas de nivel... Tras romper con su antigua editora, Activision, y tras cuatro años desde su último trabajo nos traen un nuevo juego bajo el paraguas de EA y queriendo volver a revolucionar el género como ya hicieron en el pasado.



Esta vez han decidido prescindir de un modo campaña, algo que ha generado ciertas críticas, para centrarse en un juego 100% multijugador. En el pasado hemos podido disfrutar de juegos que se basaban en este modelo y pocos, o casi ninguno, han triunfado en el mercado, ahí tenemos los ejemplos de MAG, Starhawk o el último de ellos, Defiance que sus ventas no han pasado de modestas. Es por ello que la recepción inicial de Titanfall haya sido prometedora ya que los dos millones de jugadores que participaron en la Beta a un mes de lanzamiento cayeron rendidos en halagos al juego. Por tanto si lo que buscas una campaña o jugar offline, este no es tu juego, en cambio si posees una Xbox One, una 360 o un PC de gama media y lo que buscas son echar unas partidas con tus amigos, este es tu juego.

Y que nos ofrece Titanfall que otro juego no tenga, básicamente su concepción de juego aunque puede parecer revolucionaria para los neófitos es simplemente una recolección y pulimento de mecánicas de los mejores multijugador que han salido a lo largo de la historia sabiamente combinadas. Para ello nos vamos a centrar en lo que parecen ser sus cartas de presentación, los Titanes y el parkour.



Los Titanes son gigantes robots que podremos invocar al llegar a cierta cantidad de puntos o de tiempo en los que nuestros pilotos pasaran a pilotar para combatir al enemigo, habrá tres modelos diferentes cada uno con sus habilidades y estadísticas; unos más pesados y defensivos (el Ogre), otros dedicados a un desplazamiento rápido e ideal para emboscadas pero de gran fragilidad defensiva (Stryder) y uno más balanceado (Atlas). Todos ellos podrán personalizar su armamento y ciertas habilidades mediante un sistema de cartas que se irán ganando según vamos jugando partidas, siendo estas cartas de un solo uso por lo que tendremos que saber que jugar en cada ocasión. Una de las virtudes del juego hace que aunque los Titanes tengan una apariencia abrumadora frente al jugador que va a pie, cualquiera con cierta habilidad sea capaz de abatir uno de ellos con total normalidad gracias a que contamos con armas anti-titán, haciendo que el juego no se convierta en un “el primero que consigue el titán gana”. Esta premisa es de suma importancia debido a la gran apuesta realizada por EA y Microsoft para que se convierta en un nuevo referente de los e-sports como son el Dota y el LOL.


El Parkour por su parte extrae la locura de movimiento que nos ofrecía Unreal Tournament hace décadas siendo posible que cuando no pilotemos a nuestro Titán podamos correr por las paredes, saltar de tejado en tejado, y pegar increíbles saltos con una facilidad pasmosa. Esta capacidad unida a un inteligente diseño de niveles hacen que el juego sea completamente dinámico, rápido y por raro que parezca en un principio muy intuitivo y orgánico, cualquier locura que puedas imaginar se puede hacer con suma facilidad.

Todo esto está decorado con el motor gráfico Source, que creo Valve para su Half Life 2, siendo una herramienta muy versátil que da pie a una espectacularidad gráfica que requiere el título sin comprometer para nada unos estables 60fps durante todas las partidas, una de las metas que se habían propuesto en su desarrollo, espectacularidad y rendimiento.



Por lo tanto si buscáis un juego que sustituya a vuestros actuales piques con los colegas, y no tan colegas, Titanfall será uno de los juegos de este año y que dará que hablar durante mucho tiempo.
Gonzalo “Shinterry” Bielsa




No comments:

Post a Comment