Tuesday, 18 November 2014

Capitán América: El Soldado De Invierno


Los hermanos Joe y Anthony Russo salen de la comedia de situación y de la pequeña pantalla para meterse de lleno en esta multimillonaria producción de la talla a la que Marvel ya nos tiene acostumbrados. Bien guiados por guionistas que repiten personaje han sabido manejarse para dar al Capitán América la aventura que se merece.

En este caso Steve Rogers, el supersoldado se enfrenta de nuevo a Hydra, la megalómana organización nazi que dirigía su enemigo más antiguo, Red Skull. Todo héroe necesita su némesis para funcionar, Spider-Man tiene a Venom, Thor a Loki, Hulk a abominación y lo duro de las segundas partes es que habitualmente ya le vencieron en el filme anterior, de ahí su dificultad para sacar argumentos potables sin necesidad de recurrir al crossover.

Pero han salido del paso y muy acorde con el boom conspiranoico de los últimos años Hydra estará infiltrada de lleno en SHIELD, dirigida por Alexander Pierce (Robert Redford quien no dudó en unirse al carro de Marvel para complacer a sus nietos, fans incondicionales de la compañía) y será el capitán quien tenga que vencer a la organización en su propio terreno esta vez con investigación e infiltración en lugar de con un violento choque frontal. Para tal misión irá acompañado por Viuda Negra (Scarlett Johanson) que aunque inexplicablemente sobremaquillada aparece tan espectacular como siempre y con Falcon (Anthony Mackie) a quien por suerte han alejado muchísimo su estética del cómic la cual a día de hoy sigue siendo una estrambótica apariencia de héroe enmascarado de los 70.


Pero incluso en este caso de corruptelas, tramas y dobles identidades nos tenían que dar la imprescindible dosis de combate cuerpo a cuerpo y para eso han añadido al soldado de invierno (Sebastian Stan) que pese a su irrelevancia argumental da título a la película, lo más impactante: El cambio radical de Sebastian Stan de la primera película a esta, un duro trabajo que se recompensa con credibilidad en pantalla.

En el aspecto técnico volvemos a encontrarnos con otra impecable película en cuanto a efectos, Marvel sabe en que tiene que gastar dinero y si bien es cierto que no repetiré la película a fin de tratar de comprender su denso contenido si lo haría para volver a ver todos estos elementos de acción constante tan elaborados.

En cuanto al guión, “Winter Soldier” nos sorprende con un argumento mucho más maduro que su predecesora y digno de las historias posteriores a “marvel civil war” (saga que no tardaremos en ver en cines) amén de las cuidadísimas referencias al resto de vengadores así como los detalles que seguro tendrán relevancia en los futuros filmes de la compañía heroica.

La banda sonora es anodina y monotemática, música de emoción e impacto y llena de todos esos momentos “chan chan” que aunque dan otro aire a las escenas de acción bien podría haberse mezclado con grandes temas clásicos y modernos de los últimos 50 años aprovechando la coyuntura del supersoldado investigado que se perdió en el medio siglo que estuvo ausente, y aunque esto sucede en un momento allá por el final considero que podría haber estado mucho más y mejor explotado.
Para concluir, es una película para ver para todos aquellos que sepan que van a ver.


Mola: Que procuren ser fieles a la estética cómic y sin embargo no teman modificar lo que no resultaría creíble en pantalla.

No mola: El aftercredits donde sacan a la bruja escarlata y a mercurio quienes al compartir derechos Marvel Studios y 20th Fox se han apresurado a sacarlos sin ningún motivo ni necesidad para meterlos con calzador en la nueva de los vengadores.

Kuga



Síguenos en 

Google+  Instagram  Twitter  Youtube  Facebook 


No comments:

Post a Comment