Tuesday, 11 October 2016

World of Warcraft: Legion


Saludos de nuevo, blogueros. Hoy, jarra en mano; apoyado en la barra de la taberna en Villadorada, os hablaré de “World of Warcraft: Legion”.

Qué deciros de un juego que lleva años dándonos diversión y grandísimas historias. En esta expansión (esperemos que no sea la última) el contenido histórico es el siguiente: Las fuerzas antagonistas han reabierto la tumba del malvado Sargeras, el que antaño fuera el azote de Azeroth. En busca de poder y el resurgir de un terrorífico titán capaz de destruir todo el mundo conocido, la legión ardiente ha vuelto para darnos guerra sin descanso. Los últimos bastiones de la tierra han sido mermados por estos demonios y criaturas. Pero no todo está perdido, ya que, aquellos elfos que en un pasado fueron desterrados por dejarse engatusar con el poder de la legión; han vuelto para purgar el desastre causado, han vuelto como Cazadores de demonios.


Volvemos a la carga con más contenido, más historia, nuevas mazmorras y una nueva clase, he de decir a día de hoy que es la más espectacular visualmente hablando. Ya que con esta clase (cazador de demonios) podremos alterar la forma del personaje, al igual que el druida. Pero estamos ante temibles elfos oscuros intoxicados con el poder de la legión y con maravillosas habilidades. Solo las clases elfo de la noche y elfo de sangre pueden ser cazadores de demonios. Llegaremos a nivel 110 de máximo. También se ha añadido el customizador de armas, apto para los más fanáticos de las leyendas. Así como transfiguración mejorada.

El juego sigue manteniendo el ritmo a nivel gráfico, comparando con la versión anterior “Warlords of Draenor”, que ya fue actualizada con una mejora significativa de texturas y personajes, como, por ejemplo: los humanos. Ahora os puedo asegurar de que la tasa de natalidad humana se ha disparado en los servidores y nos vamos a encontrar héroes “conectados” de todos los aspectos y género, pero muy humanos.



La nueva expansión añade las misiones extras llamadas “invasiones” recomendable para niveles altos, ya que consisten en aniquilar todo enemigo de la legión en las ciudades o zonas principales tanto de Alianza como Horda, dándonos una vez completadas, equipo característico respecto a la expansión y mucha experiencia. Cuidado con esto, ya que en las zonas comunes no hay enemistad entre facciones, pero no os salgáis de la zona marcada o vuestro personaje correrá peligro.

A nivel de jugabilidad, sigue siendo fácil comenzar con un personaje y seguir una guía rápida de misiones hasta nivel 10, eso sí, a medida que subimos de nivel la cosa se complica y para jugadores primerizos puede causar problemas la búsqueda de misiones a seguir, así como zonas de leveo. Pero una vez cogido el truco, tendremos un abanico interminable de posibilidades, conseguir logros, profesiones, coleccionar mascotas, monturas, ir de mazmorras desde el nivel 15 hasta los niveles más altos, y un largo etc.


Pero no todos son rosas, blogueros. El juego es adictivo y por lo tanto tenemos que jugar con moderación, ya que roza los límites de simulador social y como pasa siempre, hay casos extremos, así que cuando perdáis la noción del tiempo jugando, salid un rato a tomar el aire. También añadir que jugarlo os costará una suscripción mensual, adjuntando la compra de sus respectivas expansiones; pero si de verdad lo habéis probado, merecerá la pena. 

Terminando el artículo, os lo recomiendo, ya que es un mundo donde perderse con los amigos y pasar muy buenos ratos (siempre con una visión de ocio y nunca tomándoselo en serio). Todavía recuerdo esas carcajadas con lágrimas incluidas, de aquella vez en la que un enano y dos elfos con nivel ridículo, huían sin cesar de un dragón elite de nivel “calavera” hasta la espesura del Bosque del Ocaso. Todo esto con los respectivos PCs conectados y a través de una llamada grupal a las 3:00 am. 


Si de verdad os gustan los juegos de rol masivos en línea, este es el juego por excelencia. ¡Por la alianza!

          Alejandro Martínez Jiménez

Síguenos en

Google+  Instagram  Twitter  Youtube  Facebook 


No comments:

Post a Comment