Wednesday, 4 January 2017

Dragon Ball Xenoverse 2


Casi a principios del anterior año, Bandai Namco nos sorprendió a gran parte del público con Dragon Ball Xenoverse, mezclando toques de MMO con juego de LUCHA. El título que hoy nos ocupa se trata de Dragon Ball Xenoverse 2, un episodio muy continuista del primero. Tanto es así que podría haber sido un gran DLC en lugar de ser catalogado como la segunda parte.

La entrega original nos sorprendió por su amplio catálogo de personajes jugables, no visto desde Budokai Tenkaichi 3, su sistema de creación y personalización, su modo historia, las habilidades implementadas e incluso por sus gráficos. Dragon Ball Xenoverse 2 se aprovecha de todo ello y trata de potenciar la receta original para conseguir algo mejor, pero se queda en el camino. Apenas te pones a jugar, notas que estas ante algo que ya habías jugado antes, esto no tiene que ser malo, pero conforme vas avanzando en la lenta historia te das cuenta que los fallos siguen estando totalmente visibles en el juego, y son desesperantes en algunos casos. La IA deja mucho que desear. Cuando estas peleando contra varios enemigos y estas acompañado, te percatas en seguida de que tus compañeros están ahí prácticamente de adorno, para darte un poco de tiempo mientras tu estas luchando. Se dedican enteramente a entretener a tus contrincantes para que tú vayas matando a los demás uno a uno y cuando los necesitas como soporte, son muy lentos o incluso te entorpecen en la batalla. Tras horas de juego recomiendo encarecidamente jugar online para completar las misiones porque así estaremos acompañados de personas que juegan con sentido a diferencia de la IA.


A los que somos fans acérrimos de Dragon Ball, no se nos hace pesado ver una y otra vez la historia original y nos encanta que el juego mantenga mucho de la trama original en el guion, pero a mí personalmente me chirria bastante que aparezcan dos personajes como son Towa y Miira tratando de cambiar la historia con la que muchos de nosotros hemos crecido. El universo Dragon Ball es tan amplio que hay mucho de donde sacar y si bien aplaudo que hayan querido tener ingenio para darle un toque diferente y tratar de sorprender, me hubiera gustado que se hubieran centrado más en mejorar el gameplay y hubieran mantenido una historia más original y más amplia, abarcando y detallando aún más si cabe, ya que esta podría estar mucho mejor contada. Empezar siempre por el universo Namek y mantenerte ahí durante horas y luego darte solo minutos de la saga buu es un problema, cuando esta última ofrece mucho más que la primera, los personajes son más maduros, conocemos mucho más el universo Dragon Ball y hemos visto muchas más transformaciones. Mal planteamiento en definitiva de la historia principal.

El juego añade muchísimas habilidades nuevas, misiones secundarias, mejora el editor, incluso añade nuevos personajes, pero todo ello se ve eclipsado por una jugabilidad lastrada por los fallos de la IA, que se antoja algo cansina y que no me sacia como jugador. Aun así es un juego muy divertido, con mucho potencial a aprovechar de cara a una futura tercera entrega y que hará disfrutar sobre todo a las personas que no han jugado a ningún otro Dragon Ball antes, aunque hoy en día es algo ya muy difícil.
J. Castaño

Síguenos en

Google+  Instagram  Twitter  Youtube  Facebook 


No comments:

Post a Comment