Tuesday, 10 January 2017

Final Fantasy XV


Cuando fue anunciada la trilogía Fabula Nova Crystallis: Final Fantasy como un nuevo despertar en los orígenes de los cristales y el resurgir de los caballeros de la luz como adalides de la saga, todo el mundo se quedó asombrado aquel mayo de 2006 ante lo que nos esperaba en el futuro para las consolas de SONY. Desde entonces han pasado nada menos que 10 años, y lo que sería los juegos que conformaran esta nueva trilogía: Final Fantasy XIII, Final Fantasy Versus XIII y Final Fantasy Agito XIII, han cambiado de nombre, argumentos y hasta de plataformas.


Años de silencio, videos explicativos y cambios internos continuos han hecho que Versus, ahora llamado Final Fantasy XV, se haya lanzado ante una gran expectación. 10 años para que por fin viese la luz el videojuego protagonizado por el Rey de Insomnia sin dejar indiferente a nadie. Después de haberlo jugado y disfrutado como un enano, tengo sentimientos encontrados. Me parece un muy buen ARPG aunque no es todo lo que habría esperado de un FF.


En cuanto a la historia, nos vamos a encontrar los ingredientes típicos de la saga (guerra, poder de los cristales, exploración, zonas secretas, etc.) aunque puede que este sea su punto más débil. La historia tarda en arrancar y no es clara en muchos aspectos.  Con un desarrollo tan problemático era complicado el reciclaje de lo que ya se tenía de VersusXIII y adaptarlo con coherencia a FFXV. Soy de los que piensa que preferiría que se hubiese retrasado un año más y que no hubiesen recortado ciertas cosas que deberían ser jugables y no verlas en una película o capítulos de animación (de obligatorio visionado para comprender la historia).




Noctis es el joven príncipe y heredero a la corona del único reino libre de la tiranía del imperio de Niflheim, gracias a la protección de un cristal mágico que provee a la ciudad un escudo impenetrable, o al menos eso parece. El juego comienza justo cuando acaban los acontecimientos de la película lanzada para la ocasión llamada Kingslaive: Final Fantasy XV, y nos sueltan acompañados de nuestros 3 amigos inseparables en un entorno de mundo abierto enorme y rico en detalles.


En cuanto al apartado gráfico, pude probar la demo final Judgment Disc (además de la demo Duscae y Platinum) en una PS4 normal y es verdad que los dientes de sierra empobrecían el acabado final del producto. Ya había adquirido una tele 4K HDR en verano y fue el momento de lanzarme a una PS4 PRO y, sinceramente, el juego parece otro. Artísticamente, el diseño de los personajes me encanta (aunque ha sido muy criticado) y el mundo tan real mezclado con magitek es todo un acierto. Mención especial a Altissia, ciudad diseñada de manera exquisita. Ojalá en futuras entregas veamos más localizaciones tratadas con tanto mimo.
El apartado sonoro es SUBLIME. Puede que sea de mis bandas sonoras preferidas de toda la saga. Yoko Shinomura ha hecho un trabajo increíble con piezas como “Somnus”, “Apocalypsis Noctis” u “Omnis Lacrima”. La colaboración de Florence+The machine con su versión del clásico “Stand by me” ha sido otro de esos aciertos para tocar fibra.



Con un coche como vehículo principal para viajar por las largas distancias en este gigantesco mundo, la diversión gira en torno a las abundantes misiones secundarias y cacerías de monstruos. Y es que el sistema de batalla es de lo más épico, divertido y espectacular que jamás se haya creado. Pese a que en un principio todo parece un auténtico caos de los personajes dando tollinas a diestro y siniestro, al poco comprendes que todo esta perfectamente orquestado: los personajes acometen ataques en conjunto, derriban a los enemigos y se ayudan entre sí para no caer en mitad de la lucha.


Sin duda el poder que el cristal le otorga a Noctis como heredero al trono es simplemente genial  y te moverás por los escenarios en mitad de la batalla a una velocidad pasmosa. Cada lucha se convierte en algo digno de ver aunque no te guste el género. Por esta parte, Square-Enix ha tenido que realizar un tremendo esfuerzo para que todo fuese a la perfección, y se refleja a la perfección lo visto en el trailer que vimos en el 2006, algo que muchos no creímos que pudiese ocurrir.


El problema llega cuando seguimos la trama principal; pese a que el mundo, la historia y los personajes que aparecen deja entrever que todo tiene un argumento trabajado y ahondado, el jugador difícilmente llega a empatizar o conocer el porqué de ciertos acontecimientos. Siempre parece que todo tiene un trasfondo profundo y con bastante chicha, pero se muestra de manera muy parcial y con agujeros de guión tan grandes que cualquiera se queda con una ceja arqueada sin comprender que ha ocurrido.




Aunque no encuentre un motivo lógico para este error, no deja de ser un Final Fantasy, y es que hay muchos guiños a ciertos aspectos típicos en la saga que si no eres un fan acérrimo lo más probable es que te pasen desapercibidos.


En cuanto a la jugabilidad, nos encontramos un ARPG al más puro estilo Kingdom Hearts abandonando el sistema ATB. El toque sandbox que tiene la aventura en todo el primer tramo del juego también es una de las novedades de la saga (aunque habíamos visto ya zonas grandes como Gran Paals en FFXIII). Quizás se quede algo corto en cuanto a evolución de personajes, y el tratamiento de la magia como objetos consumibles ha sido otro cambio importante. Incluso las invocaciones de los sidéreos es algo confusa y depende de condiciones ambientales y de batalla (además de limitarse a seis) y no sea una decisión nuestra cuando solicitar su ayuda.


Sus principales problemas son la narrativa de la historia, el poco interés de algunas misiones secundarias y la gestión de las cacerías (es imperdonable no poder tener todas las cacerías abiertas y tener que estar de “recadero” entregando una a una). Un muy buen ARPG, aunque no un excelente FF.



Pese a sus carencias, Final Fantasy XV está realizado de manera soberbia, y a poco que te acerques a su mundo, pasarán las horas volando llamando a tu chocobo para acercarte donde esta ese monstruo por el que te pagarán una cantidad increíble de guiles, y disfrutarás cada una de las luchas que libres a través de Eos escuchando tus canciones favoritas de la saga para volver a amenizar otra espera: la del famoso "Remake".


Lo mejor: El vínculo de los cuatro protagonistas, la banda sonora.
Lo peor: Gestión de cacerías, narrativa.
Nota: 9

Ivelias Zero / M. Valero

Síguenos en

Google+  Instagram  Twitter  Youtube  Facebook 


No comments:

Post a Comment