Wednesday, 26 April 2017

Dead Rising 4


Dead Rising 4 es la nueva entrega que nos llega de la mano de Capcom y Microsoft Studios diez años después de aquella primera entrega que supuso un boom dentro de los juegos de temática zombie. Esta nueva entrega se presenta en exclusiva temporal para Xbox One y Windows y con un futuro incierto sobre su versión para PS4.

El juego recupera a nuestro querido protagonista Frank West, eso sí, mucho más mayor que aquel chico malo que todos recordamos. En los primeros minutos nos encontramos internos en el centro comercial y ello nos hace pensar que vamos a volver a vivir acción a mansalva en interiores y disfrutando de los máximos objetos posibles para matar zombies pero conforme vamos avanzando, nos damos cuenta que la mayoría del título se desarrolla en los alrededores de la ciudad. En este punto de comienzo ya nos damos cuenta de las diferencias técnicas, jugables e incluso de narración que tiene el juego, aunque siempre con un acercamiento a la tercera entrega innegable.

En Dead Rising 4 podemos decir que por fin podemos disfrutar del gameplay usando prácticamente todos los elementos que tenemos en pantalla como arma y esto se consigue a base de pulir y optimizar el apartado jugable. Antes había muchas armas y objetos que estaban como mera anécdota debido a que no eran útiles e incluso entorpecen la experiencia y ahora todos los objetos están mucho más integrados y acordes a la "realidad". Además de ello, el inventarios de armas se ha renovado en gran parte para ser más dinámico y gozar matando caminantes con armas arrojadizas, de fuego, cuerpo a cuerpo, etc. Como detalle, se nos da la libertad de cambiar de arma en plena acción con el pad direccional del mando o parar todo el revuelo y elegir arma calmadamente mientras tenemos el juego en pausa, aunque es tal la buena integración que han conseguido con el dpad, que la opción de parar el juego se antoja incluso de sobra. 


En esta edición añadimos el Exo traje, algo que ya hemos visto últimamente en otros shooter de este año pasado, y que otorga a Frank una fuerza y resistencia que lo hacen prácticamente invencible ante cualquier amenaza. Contamos con 51 armas combinables entre sí, el exo traje, 24 armas especiales, muchísimos vehículos y 8 combinaciones de éstos que son letales, suficiente para hacer estallar el escenario al completo. Se ha conseguido un sistema de mejoras para Frank que goza de una buena integración en el juego y nos dará mucho vicio. Podemos otorgar a Frank más fuerza, mejorar sus ataques con armas, vehículos, etc, y para ello usaremos los puntos de prestigio (PP). Adicionalmente conseguiremos unos engranajes que funcionan como una moneda propia para comprar elementos dentro del juego a los comerciantes que vamos encontrando en zonas seguras del modo historia.

Me sentía confuso al empezar el juego por el apartado técnico, como sería el mapa, y que capacidad tendría el juego en todos los sentidos, pues bien, Dead Rising 4 nos ofrece más de 20 horas de juego si tenemos en cuenta los secretos y objetos ocultos que se han implantado. En mi opinión el hecho de poder mejorar capacidades, subir de nivel, desbloquear secretos y tener acceso desde el principio a gran parte de la ciudad, hace que te enganches al juego a poco que empieces a jugarlo. El mapa es tan extenso y ofrece tal variedad de enemigos (psicóticos, maniáticos, soldados y sobretodo zombies, algunos mejorados) que será difícil que te puedas pasear por toda la ciudad a pie, por lo que en algunos puntos si no quieres morir vapuleado por más de 400 zombies que podemos encontrar simultáneamente en pantalla, necesitarás un vehículo.

Podemos disfrutar de Dead Rising 4 aún no habiendo jugado a ninguno de los anteriores, aunque nunca está de más conocer al menos el primero y conocer las motivaciones y dudas existenciales del personaje. Podemos llegar a las 50h si nos disponemos a buscar elementos del shopping, juntar armas, sacarnos fotos de diferentes formas con la cámara de Frank, liberando supervivientes y otros secretos que no quiero echaros a perder hasta que lo juguéis vosotros mismos. Y si por otra parte sois de los que queréis pasaros el juego lo más rápido posible, podéis hacerlo en unas 7 horas aunque os estaréis perdiendo muchísimo contenido.


Para concluir dejaré una crítica, y es que el modo historia es bastante flojo, fallando en aspectos narrativos y sobretodo en la propia historia en sí. Se salva en gran parte por el humor tan peculiar que tiene Frank y pocos detalles más. Aún así es el mejor de la saga, así que ya estáis tardando en probarlo.

Jesús Castaño

Síguenos en

Google+  Instagram  Twitter  Youtube  Facebook 


No comments:

Post a Comment