Wednesday, 26 April 2017

Samsung Galaxy A5 (2017)


Quizás seas el único que aún no ha visto a cada dos pasos que das un cartel sobre la renovada gama A de Samsung, en ese y otro cualquier caso, voy a hablar sobre el mejorado Samsung Galaxy A5 2017 recién estrenado por la compañía surcoreana. El teléfono se pretende introducir en la gama media del mercado para dominarla, algo que ha hecho Samsung años atrás hasta que Huawei irrumpió con más fuerza que nunca en esta gama.


Estamos ante el primer lanzamiento de la compañía tras el fiasco de Note 7 y su retirada por problemas de batería que todos conocemos y es por ello, que hay que analizar con lupa este modelo. Primeramente Samsung ha rescatado partes destacables del Galaxy S7 y las ha introducido en este modelo de gama media premium (un escalón por debajo de los buques insignias). La primera característica que toma de su hermano mayor es la certificación IP68, lo que se traduce que es un smartphone protegido completamente contra el polvo, la arena, la suciedad y lo más importante, sumergible en el agua a un nivel de 1,5 metros máximo durante 30 minutos, algo que lo convierte en ganador frente a otros competidores como el iPhone 7 o iPhone 7 plus.


Otro apartado en el que crece este Galaxy A5 2017 es en la cámara ya que crece ambas cámaras delantera y trasera hasta los 16 megapíxeles. En mi opinión logra un nivel de fotos en selfies al nivel increíble del S7 o el LG G5 por nombrar algunas de las mejores cámaras delanteras en un móvil. Además de esta mejora, encontramos novedades en pantalla, diseño, conectividad e incluso batería, algo que mucha gente analiza muy a fondo antes de comprarse un terminal.


La primera diferencia respecto a la versión 2016 salta a la vista nada más lo sacas de la caja, ahora tiene diseño premium. La gama A5 aparece en nuestro país con cuatro colores que según Samsung pretenden inspirar elementos de la naturaleza con el objetivo de crear un efecto relajante, una chorrada más para vender, simplemente elige el color que más te guste. Concretamente podemos hacernos con el en negro (Black Sky), dorado (Gold Sand), rosa (Peach Cloud) y azul (Blue Mist), siento el último el que más me gusta a nivel personal.


Encontramos el teléfono en cuerpo unibody, es decir, de una sola pieza en su construcción con batería no extraíble. Los materiales son de estructura metálica con acabados de una calidad exquisita y cristal 3D en la parte trasera como viene haciendo Samsung desde el S6 con sus móviles premium. La pantalla tiene unos marcos apreciables y en conjunto encontramos aún mucho espacio fuera de la pantalla. A nivel personal pienso que podrían reducir los marcos del teléfono y buscar más ocupación de la pantalla a través de todo el frontal, como ya lo hace el xiaomi mi mix, ya veremos en el futuro. En la parte superior tenemos el auricular para llamadas, el sensor de proximidad y la cámara frontal. Debajo tenemos el botón físico de Inicio y dos capacitivos para ir atrás y opciones, como llevamos viendo en muchísimos otros modelos de la compañía, poca innovación aquí. Los botones de volumen están a la izquierda lo suficientemente arriba para que sean cómodos y un poco por encima de la bandeja de la nanoSIM. En el lado derecho el botón de encendido y bloqueo, y una novedad en este terminal es el altavoz principal que pasa de estar en el inferior a estar en el lateral derecho, algo muy curioso pero que veo efectivo porque no tapará el sonido al apoyar el móvil.




El teléfono cuenta con bandeja micro sd para introducir una memoria de hasta nada despreciables 256GB de capacidad. También cuenta con puerto de carga Tipo C y el jack de auriculares que de momento tiene pinta que va a resistir en esta generación de móviles. El hecho de incluir Tipo C nos da una idea de que el Samsung S8 lo llevará y samsung dejará atrás para su gama media alta el micro usb hasta ahora muy conocido por todos.


La pantalla Super AMOLED es para presumir de pantalla, y es que nada más encender el dispositivo se aprecian los colores, lo vivo que se encuentra todo y la calidad en general que consigue Samsung con un contraste muy alto y unos negros muy puros. A nivel de usuario medio, llama mucho la atención al público. También tiene un nivel de brillo sobresaliente y mantiene buen equilibrio entre el nivel máximo para cuando nos sea necesario a pleno sol, y el nivel mínimo que no deslumbra en la penumbra de la noche en casa. Un detalle que me he encontrado, tiene la opción de activar filtro de luz azul, que nos servirá para reducir la fatiga ocular cuando usamos el smartphone por la noche. La resolución es Full HD (1920 x 1080 píxeles), que cumplen de sobra para ser gama media, pero no para el precio que tiene el teléfono.


Viene con la capa Android 6.0 y será actualizable a 7.0 Nougat, pero Samsung comenta que habrá que esperar. El procesador es un Exynos 7880 de ocho núcleos bajo un chip de 14 nanómetros, algo que se traduce en mejor autonomía bajo el gran rendimiento que tiene. Cuenta con 3gb de RAM, sobrepasando al modelo anterior de 2016. El teléfono se mueve bastante bien y es muy potente y en el día a día se desenvuelve sin problemas aunque he comparado con otros terminales que compiten directamente con él y provienen de China, que en algunos escenarios les saca los colores al teléfono de Samsung, y en los benchmarks es donde lo apreciamos más intensamente.


Por último comentar que la batería tiene 3.000 mAh de capacidad, al igual que la del S7, pero con la diferencia de no tener tanta potencia como este último, así que gasta menos batería y me he encontrado con una batería que supera poc un poco la media establecida en unas 4 horas de pantalla. El Samsung Galaxy A5 me ha llegado a durar 5 horas y 30 minutos de pantalla, lo que lo convierte en un teléfono con una muy buena autonomía, aunque lejos de lo visto en otros terminales como los últimos modelos de xiaomi que hace 9 horas de pantalla, o algunos iphone que se quedan sobre las 8 horas.


Para concluir debemos decir que estamos antes un gran teléfono que ocupará un papel más relevante en el mercado cuando baje el precio ya que actualmente ronda los 420€ y ahí encuentra serios competidores que le superan, aunque su resistencia tan fuerte al agua es muy relevante a la hora de elegir y quién sabe si Samsung ha acertado o no con el precio, lo veremos en los próximos meses.
Jesús Castaño
Síguenos en

Google+  Instagram  Twitter  Youtube  Facebook 


No comments:

Post a Comment